El Bulevar de la Vida

Los 18 meses de Leonel

            Lo he escrito antes: con el ex presidente Leonel Fernández ocurre desde agosto 2012 lo que ha ocurrido con la mayoría de nuestros ex presidentes: A su salida del poder les llega un período de “malaria” y rechazo, de ajuste de cuentas que incluye a las víctimas de sus malas decisiones, pero también a los “derrotados” por sus logros, y “pesan las ausencias” y “se marchan amigos”, mientras se unen en su contra sus enemigos.

            Son las reglas no escritas de la política y la condición humana; y hay revisión y “echado en cara” de sus errores, gente beneficiada por su administración recupera milagrosamente la memoria, pasa el tiempo, el agua busca su nivel, y hasta puede que llegue la resurrección sin llegar a ser Lázaro, por supuesto. 

            Hay algo que los seguidores de Fernández no han querido entender:  La acritud y virulencia de los ataques personales en contra de un ex presidente guarda relación directa con la magnitud de su liderazgo, poder e influencia en la sociedad dominicana a la hora de abandonar el puesto, lo que en el caso de Fernández agrava su relativa juventud.

            Los seguidores de Fernández deben entender, que en política como en la vida, la cantidad y la importancia de tus enemigos te resalta y hasta te definen. ¡Que revise su proceder quien llegue a los cuarenta sin enemigos!

            En el caso de Leonel el asunto ha pasado a mayores, porque hablamos de un hombre que en 1993 apenas conocíamos sus estudiantes de la UASD, el tigueraje full de Villa Juana con Leo Corporán y Jimmy Sierra a la cabeza, más Thelma Eusebio y Diandino Peña, Luis Manuel Bonetti y pocos más… Y 36 meses después, el hijo de doña Yolanda era el señor Presidente de la República.

            Ahora que el PLD, a falta de oposición ha decidido inventarla entre sus dirigentes, y su morir de éxitos se acrecienta y agrava (al estilo PLD, pero se agrava), puede ser útil recordar que al Dr. Balaguer mi generación no le reconocía ni siquiera sus dotes de poeta (“de una flor debió hacer nacido”);  como entre 2000 y 2004 a Hipólito no se le reconoció ni siquiera su buena gestión como secretario de agricultura. Hablo de volver a aquel agosto de 1978, cuando Wilfrido cantaba su  “Jeremías”; o aquel junio de 1982 que ni llegó a ser agosto porque se interpuso la parca; recordar al Hipólito de 2004, cuando mis lectores de entonces en solidaridad me enviaban sonetos como este: “McKinney no sufras mas. Todas las tardes te leo. Y preocupación yo veo que tienes por los demás. Más, si analizas verás que es tan grande este sufrir, que lo que debe pedir este pueblo al Creador, es que disponga mañana, que se acorten las semanas y mayo llegue en abril”. (Bulevar de la vida. Abril 2004).

            Leonel Fernández no podía ser la excepción. Por eso, en agosto del 2012, días antes de entregar el poder, le advertí que los próximos 18 meses iban a ser los más largos y difíciles de su carrera política… y así ha ocurrido. Sonrío y guardo silencio. 

            ¿Qué será del PLD en su morir de éxitos y su fabrica de precandidatos presidenciales? ¿Qué será de Leonel cuando se cumplan los 18 meses de su salida del Palacio?

            Don Pepín debería autorizar una encuesta Gallup/Hoy para averiguarlo, y así los peledeístas “separan a los hombres de los muchachos”, que muy bien les haría. Con su permiso. 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: