El Bulevar de la Vida

De NI-NIs y Polvo Enamorado

            El Reporte Mensual de Economía y Finanzas realizado por el INTEC es una llamada de alerta sobre lo que se viene cocinando en la sociedad dominicana de dato en dato, de seminario en cumbre, de estadística en foro.

            En RD se va acumulando cada año todo un ejército de desempleados reales, y de jóvenes desempleados que, además no están recibiendo formación alguna para algún día dejar de serlo. Les llaman “Los NI-Ni” porque ni estudian ni  trabajan. Muchos de ellos son huérfanos de padres vivos, y viven entre la tentación constante de la droga y la delincuencia.

En 2012, 1.3 millones de dominicanos formaban la generación NI-Ni.

En 12 años, según estudios del CRESS, en el país apenas se crearon 48 mil empleos reales y verdaderos en el sector privado. Todo lo demás fue empleo chatarra (picoteos esporádicos que los políticos en su allante ahora llaman empleo informal), y puestos en el Estado donde, ya se sabe, sobra más de la mitad de los que allí cobran.

El reporte también nos habla de la “creciente distribución desigual de la renta nacional entre trabajadores”, que es un concepto complicado que podemos resumir diciendo que los empleadores cada vez ganan mas, y los trabajadores cada vez ganan menos de la renta nacional. Citemos el informe: “Desde 2000 hasta 2012 la remuneración salarial se ha desplomado desde 69.75 por ciento a 22.95% en el valor agregado; mientras el excedente bruto de explotación o ganancia bruta ha ascendido de 30.25 por ciento a 77.05 por ciento”. Estamos mal y somos ya un barril de pólvora al lado de un borracho que fuma, quiere sentarse… y ya casi está tirando la colilla.

El país ha llegado a su tope de endeudamiento sin que –todavía- esté en peligro la imprescindible estabilidad macroeconómica. A nuestros barrios los mantiene, no el trabajo formal ni el informal, sino el trapicheo del narcotráfico, la prostitución, lo que se mueve en colmadones/bares, y el clientelismo del Estado.

Gran parte de los empleos privados que existen en el país, guardan relación directa o indirecta con el lavado de activos. Y es que en vez de divulgar los valores de la democracia y la responsabilidad ciudadana, lo único que los dominicanos hemos sido capaces de divulgar/democratizar en 50 años ha sido la corrupción, cuyo gran problema no radica ya en el gran número de corruptos si no el ejército inmenso que aspira a serlo y lamentablemente cada cuatro años un grupo lo logra.

En la lucha contra la corrupción hay tanta honestidad y arrojo como envidia, prácticas de perro guardián con ropa de periodismo, y mucho mucho oportunismo. Gente por ahí, luchando contra la corrupción con el resguardo de corruptos; clamando por transparencia para otros mientras oculta fechorías de lobbistas  para extorsionar personas y empresas, que uno es tonto pero no tanto, y es pendejo sí, con Club y todo. !Pero tampoco hay que pasarse!

PD: Y pensar que a pesar de todo esto, existen homo sapiens de ladrillo que se burlan de que cite uno en estos bulevares algunos versos que nos ayudan a  sobrellevar el languidecer de esta sociedad de «ninis», a los que sólo salvan las caderas de las nanas y las noches de la zona… Por cierto: “Soy aquel dolor de ser, por ti he vuelto a nacer, y soy polvo enamorado”.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: