El Bulevar de la Vida

Leonel 60 (y2)

Image

Tal que el profesor Leonel Fernández iba para catedrático de excepción, canciller algún día, intelectual de respeto y tertuliante de los buenos, cuando lo atrapó la alta política en una conversación amena en la oficina de un amigo junto a Temo y Danilo en algún mes de 1994.  (“Cuando me reencontré con él, en 1995, después de mis años de exilio académico, me pareció un Balaguer sin Doce años, un Juan Bosch sin exabruptos y propietario un paciencia que desde entonces yo llamo “flema villajuanesca”).

 

Por su preparación intelectual, por su don de gente, y sobre todo por saber esperar, (nada tan útil como una cara de tonto, pero bien administrada, decia el Dr. Balaguer) a Leonel Fernández la vida le tocó un buen merengue (“Me gusta todo de ti”, interpretado por Legrand o El Torito, y el joven profesor lo bailó con doña Margot. Así, en el 1996 le cayeron limones del cielo de la Máximo Gómez 25 y la calle Cervantes, y el muchacho hizo su limonada. Se había preparado intelectualmente para ello.

Lo demás ha sido historia. Historia y victorias, pero también ha sido una dolorosa metamorfosis ideológica, centrista como un “nivel” de albañil y pragmática como un bombero de NY. Hablo de metamorfosis, de las transformaciones  que las características del mercado electoral -que decide elecciones- impone (el da’o, las cajas de navidad y otras humillaciones a la pobreza, pero que los pobres exigen). Y así llegaron los triunfos para su partido desde 2004 hasta 2012 y sin recesos. Pero en la vida, como en los amores de azules bahias, ay, por todo se paga un precio.

            Fuera del poder, Fernández Reyna ha ido de a poco aceptando su nueva realidad de líder nacional y aprendiendo a soportar y llevar con estoicismo, los odios virulentos y los amores apasionados que su liderazgo provoca, pero ya nunca jamás la indiferencia.

            Y así llegamos a enero 2014.

            Cuando en abril la Gallup presente sus resultados, confirmará que ya no soplan los mismo vientos de aquel inolvidable ultimo trimestre de 2012, en donde a Fernández se le aparecieron de la nada y con muy mala leche unos adversarios “insultosos”, y en dos días y tres digitales, más un club de twitteros cabreados, se creo un pequeño ejercito de enemigos que superaba a los de un general ruso en la batalla de Stalingrado.

            Pero llegará Gallup, y algo habrá cambiado salvo este pronóstico que hago aquí: Los tres peledeístas más aspirados para ser candidatos presidenciales serán los mismos tres generales que comandaron los tres frentes electorales responsables de que hoy el PLD sea gobierno y Danilo Medina sea el Presidente de la República. Claro que hablo de Danilo Medina, Leonel Fernández y Margarita Cedeño.

            Qué será de Leonel en esta nueva coyuntura, con un Presidente Medina fortalecido y bien valorado, y una Margarita Cedeño más margarita que nunca en todas las encuestas: Los peledeístas tienen la última palabra y el próximo 12 de enero habrá un adelanto de la cosa.

            Allá los morados y sus amores y odios con sus tres jefes de batallones electorales que les mantuvieron en el gobierno, pero ojalá y no olviden que del entendimiento político, la salud mental  y la madurez de los dos caballeros y la dama, -a quienes yo llamo “los aspirados”-, dependerá el éxito o el fracaso de esta gestión peledeísta del licenciado Danilo Medina.

            Relean El Martín Fierro: “Sean unidos los hermanos en cualquier tiempo que sea, esa es la ley primera. Pues si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera”.  Si no lo sabrá el PRD.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: