El Bulevar de la Vida

Palabras de sábado para vivir.

 

             Lo decía Facundo Cabral, quien me confesó en el Barrio Chino de Barcelona, que lo había escuchado en una esquina triste de Bombay: “La vida es un misterio, una permanente intriga. En aprender a vivir se nos va toda la vida”.

            No importan los años que hayan pasado ya por tus blancas sienes, la vida es un constante aprendizaje, un camino de piedras y flores. Depende de cada uno, sufrir por tantas piedras o cantar por tantas flores. (Carlos Luis da unas clases formidables para aprender a tocar guitarra).

            Lo cierto es que, sería bonito poder regalarles a ustedes cada sábado, textos como el que sigue. Hablo de palabras para vivir que nos inspiran a esforzarnos por ser mejores.

            Ni venganza ni odio. La venganza ciega y el odio enferma. El perdón, el perdón te enriquece y te da paz, que al fin de tener paz y amar, de ser y sentirse socialmente útil se trata este viaje que es vivir, y del que sólo Dios conoce el camino y sabe del fin.

            Esto dijo el Mahatma Gandhi… y brilló una estrella en el cielo, una Paola me regaló un “tequieromuchoPa”, y esa bendita mujer sin yo esperarlo me recordó que aún me ama. 

            Esto dijo el Mahatma:

            “Señor, si me das éxito, no me quites la humildad.

            Si me das humildad, no me quites la dignidad.

            Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes

            y a no mentir para ganarme el aplauso de los débiles.

            Si me das fortuna, no me quites la razón.

            Enséñame a querer a la gente como a mí mismo

            y a no juzgarme ni juzgar a los demás.

            No me dejes caer en el orgullo si triunfo,

            ni en la desesperación si fracaso.

            Más bien, recuérdame que el fracaso

            es la experiencia que precede al triunfo.

            Enséñame que perdonar es lo más grande del fuerte

             y que la venganza es la señal del débil.

            Si me quitas el éxito,

            déjame fuerzas para triunfar ante el fracaso.

            Si yo faltara a la gente, dame valor para disculparme

            y si la gente me faltara, dame valor para perdonar,

            para perdonar, perdonar, y volver a perdonar.

            Señor, si yo me olvido de ti, no te olvides de mí.

            MAHATMA GANDHI.(Alma grande).

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: