El Bulevar de la Vida

El momento de Danilo

 

            Muchos olvidan que Leonel Fernández llegó a Palacio de la mano de Danilo Medina y don Temo Montás, con la bendición de Bosch, y de un Balaguer que vio en el PLD un instrumento para evitar la derrota frente a un Peña Gómez que, de esta manera, no sólo le estaba ganando unas elecciones, sino que lo estaba venciendo ante la historia. Por eso fue inevitable el Frente Patriótico.

            El politólogo de Harvard y la Sorbona, don José Joaquín Sabina y Gasset, que además canta y escribe versos, lo explicó como nadie: “… caminito al motel nos besamos en cada farola, era un pueblo con mar, yo quería dormir contigo y tú no querías dormir sola”.  El PLD quería ganar y Balaguer no podía perder.

            Ahora se tejen mil historias sobre lo ocurrido en el pasado congreso del PLD, el cambio de mando, el traspaso de la antorcha de Leonel a Danilo, pero el asunto es sencillo como dormirme en tus sueños o despertar amarrado a tu vientre, ay: Es el tiempo de Danilo Medina. En su constancia y su tenacidad está su triunfo. 

            Es la hora de Danilo gobernar a su modo y  con su estilo, y que Leonel le apoye. No porque mi ya viejo profesor sea un Krishnamurti o Gandhi de la política, sino porque sin un buen 2012-2016 no habrá 2016-2020 ni para Leonel ni para Margarita, ni para el mismísimo Presidente Medina, que no tendría  entonces 2020-2024.

            El Presidente Medina y su increíble popularidad ha sido una feliz y gran sorpresa. A tal punto, que el muy señor “amenaza” con hacer uno de los mejores gobiernos de nuestra democracia, pues con su buen proceder, su saber escuchar, su humildad y su “priorizar lo primario y prioritario” se ha ganado el apoyo de los votantes.

            Por tener, Medina tiene hasta los afectos (transitorios y circunstanciales, eso sí) de una parte de una “sociedad civil” mediáticamente sonora e intelectualmente influyente, -huérfana de un PRD en desbandada-, que ha concentrado todas sus fuerzas, esfuerzos -y en algunos casos hasta sus personales odios y resentimientos- en intentar desaparecer a Leonel del escenario político, olvidando que a la hora de los hornos, el candidato del PLD no será Juancito Peréz Vidal, alias, Tito, sino quien garantice a los morados el poder seguir “subido en el palo”, que la oposición (-estar en ella-), como la vejez, es costosa, larga y dolorosa.

            Leonel y Danilo “son mulatos y se entienden”. Se entienden y se necesitan tanto como ambos necesitan a Margarita, tan odiada por la OTAN como querida y admirada por los votantes, según todas las encuestas desde noviembre 2005 hasta ayer como a las cuatro. Ellos tres, unidos, lo lograron en 2012, cuando la gran desventaja del PLD frente al PRD (agosto 2011) decidió la creación de tres frentes electorales. Lo demás es historia, y desde agosto 2012 es gobierno.

            A los que se burlan de mi amor por la santa poesía y sus poderes, les advierto que lo que distingue a estos dos señores y a la dama, es su respeto por las letras, su hábito de lectura, adquirido en sus años uasdianos donde conocieron a León Felipe, y del poeta aprendieron que  no es lo que importa “llegar sólo ni pronto, sino llegar con todos y a tiempo”… y victoriosos, don Radha, victoriosos

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: