El Bulevar de la Vida

Roberto, Francisco, Gustavo, Minou, Guarocuya o el Comité Político y sus ausencias

 

 

            Lo de “Ausencia”, uno lo disfrutaba en plano danzón en la voz de Barbarito Diez, musicalizado el poema de Fernando Celada; pero pasaron los años y la santa poesía dio paso a la política.

            El horno peledeísta, cada vez está menos por la labor de hacer galletitas, metido de lleno en su transición de poder, que ya dije es lo normal y esperado. Pero lo que no esperaba uno eran estas ausencias en el nuevo Comité Político del PLD. 

            Una vez más, y van tres, tiene razón la santa poesía, en esta ocasión el verso de Fernando Celada: “Ausencia quiere decir olvido, decir tinieblas”, pero ojalá y esta vez no quiera decir “jamás”.

            En elección de su nuevo Comité Político, el PLD se nos mostró injusto, cínico y desmemoriado. Ahí no merecen estar todos los que están, ni están todos los que merecen estar.  

            Cómo entender, por ejemplo, que un Roberto Salcedo, el más exitoso alcalde capitalino de la historia democrática nacional, que a mitad de su tercer periodo como alcalde mantiene una popularidad por encima del 60 por ciento, y desde hace años esta en el exclusivo club de los presidenciales peledeístas, no porque aspire sino porque lo aspiran en todas las encuestas, -él ya confesó en McKINNEY que lo suyo es Leonel en el 2016 y Danilo en el 2020-, cómo se entiende, ya digo, que Roberto no sea hoy miembro del Comité Político.

            Sin ponernos románticos, “que alguien me diga”, no cómo se olvida, que de eso se encarga Gilberto Santa Rosa y una copa de vino en Plaza España, por qué un hombre de las calidades morales, la credibilidad personal y el buen trabajo realizado donde quiera, -desde que en 1997 vino de Santiago y le llamábamos “el fiscalito” por lo joven- Francisco Domínguez Brito, tampoco esté hoy en el todo poderoso, eminente e inminente CP.

            El grupismo, las tendencias y los clanes, la arrogancia por tanto éxito electoral repetido, no debería conducir a tanta injusticia a un PLD que no adolece de victorias electorales sino de credibilidad ética, que fue lo esa organización perdió para convertirse en la magnífica y exitosa maquinaria electoral que es hoy.

            Por esto, no entiende uno la ausencia en el nuevo CP, de nombres como el de Minou Tavárez Mirabal, Guarocuya Félix o el mismísimo Gustavo Montalvo, (que aunque no estaba interesado bastaba imponerle la disciplina partidaria, que él no se gobierna), todos ellos, ejemplares éticos en extinción en un PLD tan exitoso, que hoy (triunfante y vencedor) se muere de tanto nuevos “ricosriquísimos” de fincas, villas y pent house donde quiera, y a quienes no ha condenado un juez sino la inapelable auditoría visual que los ciudadanos realizan cada día.

            Si este grupo de damas y caballeros son seguidores de Leonel, Danilo o Alá me importa un bledo. Un partido debe buscar lo que le falta o ha perdido. A Bosch, por ejemplo, a Bosch por ejemplo.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Soy una bruta no puedo enviarte mis comentarios pero leo tus artículos que son muy buenos. Lamento muchísimo tu salida de la Z

    Enviado desde mi iPad

  2. Sin desperdicio. No solo por la contundencia de la incuestionable verdad que desvela, sino por una afable prosa que extasía e invita a abrevar reiteramente en aras de desintosicarse de alguna aberraciones que publican unos que otros enganchados a periodistas. Bandiciones.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: