El Bulevar de la Vida

El abrazo

Del discurso del 27F recuerda uno la copa presidencial hecha pedazos, como detalle de ruptura, avance, ganas de hacer “lo que nunca se ha hecho”.

      Ser presidente en un país tan complicado por lo relacionado, (por las colindancias familiares que los cuernos agravan); patria donde, por Facundo y el Arz. Meriño se sabe que un sacerdote “es un señor buena gente al que todos dice padre menos sus hijos que le llaman cura”, gobernar un país así no es fácil, por eso son tan importantes los detalles y su lectura política y sociológica que aquí intentamos analizar.

            Ya hablé del detalle de la copa rota. Hoy hablo del detalle del abrazo de la Vice al Presidente. Y ya me explico:

            A la señora vice todo el mundo le ha resaltado la elegancia, el vestuario con peinado italiano incluido, como si un Sócrates McKinney Vitiello u otro señor de Milán le hubiesen echado una mano. Pero eso no llamó mi atención. No. Detalle lo que se dice un detalle, fue la copa rota del Presidente, pero no en versión canción maldita de Feliciano (“quiero sangrar gota a gota el veneno de su amor, ay, sírvame la copa rota”, sino en versión estrictamente política. La copa rota… y el abrazo de la Vice al mandatario. Un abrazo que tiene más lecturas que el Quijote o una novela de Corín Tellado. Y de su importancia, ni hablar.

            Recordemos que con un solo abrazo a Michelle, abrazó el presidente Obama a todos los que hicieron posible su reelección.

            El abrazo de la Vice al Presidente, por espontaneo y feliz, dijo más de lo que mostró. He aquí un detalle nada pendejo que muestra el cariño vicepresidencial: Los tres que en el PLD “pueden echar a Pedro en el pozo” de una victoria electoral en 2016, no están tan alejados como sí lo están algunos radicalizados dirigentes de las tendencias de Fernández o de Medina.

            El Presidente rompió la copa, emocionado. Había cumplido con excelencia su labor que una popularidad que no baja nunca del 70 % confirma. Pero la Vice, más emocionada aún, le abrazo fraternalmente. La espontaneidad del abrazo y la reacción de aceptación feliz del mandatario, lo dice todo.  

            En el PLD se está pagando el precio de la masificación que le ha dado el poder. Entre los tres que “han echado a Pedro en el pozo de la victoria electoral” o sea, “los tres aspirados”, como les llamo, existe la madurez política suficiente para sobreponerse a los demonios que inevitablemente trae la masificación y la lucha por el poder.

            “El que quiere moño bonito aguanta jalones”. Los jalones peledeístas han sido la masificación, que da poder pero mata principios. Los moños bonitos los tenía la Margarita el 27F; una vice que con su abrazo a lo Obama, mandó el mensaje de agradecimiento a un presidente que públicamente y sin mezquindad alguna supo reconocer su excelente labor al frente del Gabinete social de SU gobierno. Pero que, como el de Obama, fue también un abrazo a todos los votantes que desde noviembre de 2005, en todas las encuestas, la han hecho parte del club de “los aspirados”, que en el PLD, hasta hoy, completan Danilo Medina y Leonel Fernández. El tiempo dirá. El tiempo… y los abrazos.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: