El Bulevar de la Vida

Los Pared Pérez, don Temo y el Presidente

        A don Temo Montás, lo que más le conviene ahora mismo y cuanto antes es una celebración por cualquier cosa en San Cristóbal con la presencia del Presidente, su viejo y querido compañero Danilo Medina, al que todavía se le escapa llamarle Dany, aunque lo corrige inmediatamente.

         Lo cierto es que si por méritos y lealtades, si por jugársela siempre y hacer sin remordimiento el papel de pararrayos gubernamental a lo Hatuey o Guido en su momento, el candidato presidencial del PLD debería ser ya el mayor de los Montás.

         Además, Temo es el único que no ha sido presidente de los tres jóvenes que en aquella oficina del amigo común se pusieron de acuerdo para que uno de ellos, Leonel, venciera mucho a poco a Euclides Gutiérrez y a Norge Botello en la lucha por la candidatura presidencial en la primarias de 1995… y por ahí comenzó la cosa que llevó al poder del país y al liderazgo del PLD a Leonel, justo y lo que está ocurriendo ahora mismo con el presidente Medina. (Hay artículos periodísticos que como algunos sobres de viejas cartas amarillas en papel de hilo, ay, se escriben y son para la historia).

         Los Montás tienen que neutralizar el claro mensaje que ayer en Baní envió el presidente Medina a favor de los Pared Pérez. Que en política no existen casualidades.

         Así como en el amor lo que hay son “diosidades” de cariño y cabalgatas matutinas, (ay, mujer), en política lo que hay son causalidades, que no es lo mismo, sino todo lo contrario.    

         Cuando al entrar a la catedral de Baní vi sentarse a la derecha del mandatario a Reynaldo y luego a Sigfrido, los tres custodiados en la segunda fila por Carlitos, y más atrás el sobrino Carlitín, todos Pared y Pérez, pensé en Temo y me preocupé. Si esto no fuera suficiente, al terminar el tedeum pasamos a la plaza del Ayuntamiento, y otra vez Reynaldo a la diestra del Dios padre político nacional, Y uno seguía preocupado por Temo.

         Esa preocupación llegó casi a su fase histérica cuando caí en la cuenta de que el acto no se celebraba en la barriada de Don Bosco (que de ahí vienen los Pared Pérez) sino en la capital sureña y gran ciudad de Baní.

         En Baní quedó el mensaje presidencial de apoyo tácito a Reynaldo, lo que ha de alertar a don Temo de la urgente necesidad de agenciarse cuanto antes su actividad a la diestra del Señor, en San Cristobal.

         La de Baní fue una señal tan clara a favor de Reynaldo, que a partir de hoy dejó la broma de decir que Sigfrido, el militar de la familia, es el más político de los Pared, (por su don de gentes y su humildad de siempre) y además elige mejores corbatas que Reynaldo. Y ni qué hablar de mi vieja discusión con Carlitos, que se niega a admitir que el liderazgo del hoy presidente no es carismático sino gerencial y humano… y los resultados demoscópicos no pueden ser mejores.

         Habemus Pax con los Pared Pérez, no vaya a ser vaina y agosto 2016 sorprenda a uno en conflicto de corbatas o tipos de liderazgos con el nuevo mandatario y su familia. Pero a mi dilecto don Temo que se apure. 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: