El Bulevar de la Vida

El problema no es Leonel Fernández

Imagen

 

«Uno de los grandes problemas de la humanidad, es que los ignorantes están llenos de certezas y los inteligentes están llenos de dudas». Bertrand Russell

El almuerzo. Almorzar con el embajador de los Estados Unidos es siempre una distinción y una oportunidad. Pero a pesar del detalle diplomático, lo cierto es que en este país de íntimos, si más de dos participan en una reunión es imposible mantener por mucho tiempo el silencio sobre lo conversado. Después de las dietas de enero o el desempeño sexual de cada quien, el «off de record» es una de las grandes mentiras de la humanidad.

Al citado almuerzo con el embajador estadounidense asistieron nueve y no diez comensales. Diez fue el número de invitados, lo que provocó que quedara un asiento vacío que sería ocupado rápidamente por los lamentos de los señores ante un embajador aún bronco que escuchaba atento y a veces preguntaba. El almuerzo pudo girar en torno a la comida sana que gusta al diplomático o la tolerancia a la diversidad en el siglo XXI, la nueva izquierda de lo verde y la defensa de las minorías, pero no fue así.

Los celos. La tertulia no fue empresarial o política, como se esperaba, sino psicológica; aquello fue pura terapia pero sin Walter Riso, que al fin no llegó a la cita. Y es que según mis fuentes, durante todo el almuerzo (que incluyó unos postres con delicias de chinola y dulce de leche con coco tierno,) de lo que se habló allí fue de celos, como si Luis Pastor hubiese sido invitado a cantar su canción del mismo nombre: («era un estar sin vivir, era vivir en la angustia, una sospecha sin fin, un silencio de preguntas»). Hablo de un ataque de celos, de unos celos empresariales que vienen desde aquel milagro político que fue el triunfo del PLD en 1996, y que se agravó entre 2004 y 2012. Celos (empresariales) terribles, que en las pasadas elecciones 2012 generaron un despecho tan pero tan grande, que esos sectores/grupos -(tan institucionalistas y amantes de la transparencia, el respeto a la prensa, y la seguridad jurídica, ellos)- decidieron apoyar con todos sus recursos, con todos sus intelectuales, abogados, economistas y periodistas, la candidatura de ese prócer de la tolerancia, el concepto y la búsqueda del consenso con respeto que es don Hipólito Mejía.

El problema. A partir de esta realidad y los hechos aquí descritos, más de un fino analista amigo ha confundido a Leonel Fernández con el PLD. ¡Craso error! Porque como se demostró en mayo 2012 -donde Fernández no era candidato-, los señores contertulios no están en contra de una candidatura de Leonel, sino a favor de que el PLD «se vaya ya», y venga otro a repartir el botín que administrar el Estado representa. ¡Si no lo sabrán ellos! El problema no es Leonel sino el PLD y ese haberse atrevido, ya Gobierno, a dejar rodar la rueda que permite el «pecado original» y la «acumulación de capitales» para la financiación legal o ilegal de los partidos, y es el modus vivendi de muchos de sus dirigentes en la oposición. Por eso en nuestro país, más de un grupo económico surgido entre 1962 y 1997 se persigna arrodillado al escuchar el nombre de Joaquín Balaguer, que agradecer es cosa de hombre nobles, ombe.

Es cierto: el almuerzo se ofreció y fue exquisito, las palabras de celos y lamentos llegaron al embajador… pero la conclusión de todo lo conversado es errónea. No es contra Leonel que están los señores, si no contra ese PLD pragmático como un bombero que -ya lo he dicho antes- enterró a Bosch antes de muerto, y para ganar elecciones no detuvo la rueda de la prevaricación, la corrupción y el tráfico de influencias, que es una rueda de siglos que comenzó a girar la tarde en que Nicolás de Ovando, en ataque de celos por unos supuestos cuernos de doña Leonor, permitió que un amigo íntimo y compadre sobrevalorara el costo de construcción del primer acueducto del nuevo mundo, y ya ven, no se ha detenido jamás de los jamases.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Excelente panorámica de ese ALMUERZO, que ha traído mas de un análisis de renombrados analistas sociales,…bien por ti !!!!!!; pues habían manos sangrando de
    Tanto frotarsela; pienso que Leonel fue muy deferente, cortes, cercano, y permisivo
    Con gente que hoy lo adversa rabiosamente; he dicho que en ese aspecto tiene muy,
    Pero muy mala suerte y que eso debe doler, pues es un ser humano, como el que mas.

  2. Sr Mackinney, aunque es bien cierto que el problema de fondo es el PLD, tambien es muy cierto que quien le da la forma es el pte Leonel Fernandez, el encarno el desparpajo politico que hoy vivimos, el ejercicio de las dadivas, botellones, nominillas, los cuentos de las rendiciones de cuentas cada 16 d mayo, el precio a los politicos de otros partidos, y los numeros maquillados d estadisticas de una economia que solo es favorable aun en este gobierno a los politicos-empresarios leonelistas!

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: