El Bulevar de la Vida

A propósito del maestro Yaqui

Cultura crisis 1

Democracia vs. Cultura. Con la partida definitiva del maestro de la palabra, Yaqui Núñez del Risco, se cierra un círculo, termina una etapa, un período de luz en la cultura nacional, que abarca todas sus expresiones desde la música a la comunicación e incluso la literatura. Contrario a lo que el optimismo racionalista podía deducir, en todo Occidente la democratización de la cultura no ha enriquecido sus distintas expresiones sino todo lo contrario: las ha empobrecido. Hoy, la más simple expresión cultural/popular del pasado, es cultural, poética y literariamente más rica que nunca. Por ejemplo: “Chivo, chivo, chivo/ chivo de la loma/ quién ha visto un chivo haciendo maroma”. Incluso, el doble sentido tenía una gracia y una imaginación que le salvaba de la vulgaridad: “Llegó el cuabero, vecina, a coger su estilla”.

Perdón por la nostalgia. Claro que la memoria tiene unos filtros que nos salvan de las malas artes de lo vivido, pero nadie puede negar que hay preguntas que ameritan respuestas, preocupación, reflexión y sobre todo ocupación. Cómo explicar, por ejemplo, que a medida que las libertades democráticas han ido llegando a la sociedad dominicana en los últimos 40 años, al mismo tiempo esa sociedad, donde ya sí es delito la violencia contra la mujer, y los curas pederastas son sometidos a la Justicia y no solamente trasladados de parroquia o país, y por tener tenemos hasta una ley que protege el medio ambiente u otra que defiende al consumidor; hoy, esa sociedad es más pobre culturalmente, y la música/letras que predominan en el gusto popular son cada vez peores, si es que se les puede llamar música/letra a “cosas” como esta: “Ella no me quiere pero le gusta como yo le doy”). Ya en los medios de comunicación y el periodismo, la vulgaridad, la difamación y el insulto son un paso seguro al “éxito” y al más alto rating de teleaudiencia y ventas.

Culpas de Yaqui, Freddy, Milton, Luis Días. Al Ministerio de Cultura dejo la tarea y hago la propuesta: Los teóricos de la cosa tienen que sentarse en McKINNEY un sábado a las 10:30 pm por Color Visión, o mejor, todo un día en un taller con pica-pollo Victorina incluido, a explicarnos las razones de este deterioro de nuestra cultura y sus expresiones, mientras avanza la democracia y sus libertades y valores. Este retroceso cultural debe ser explicado despacio. Hablo de explicar, cómo es posible que hace 40 años, un hijo de maestros de escuela de un pueblo sureño, pudiera, en la escuela de Bellas Artes que pagaba el Ayuntamiento sin subsidio, tomar clases de música con el maestro McKinney, o de canto con Olga Azar o con el maestro Cesteros; clases de teatro con un recién graduado actor de nombre Roberto Salcedo. Qué ocurrió en Dominicana para que en 40 años en todo el país fueran muriendo las bandas municipales de música que interpretaban desde “La Bella Cubana” hasta la Overture “1812” de Tchaikovski, que mientras era pasado la dictadura y avanzaban las libertades democráticas, fueran muriendo los suplementos culturales de todos los diarios del país, y va aquí mi retrasado pésame a José Rafael Lantigua quien con su “Biblioteca” alfabetizó literariamente a una generación.

crisis cultura 2

El languidecer de la cultura.A propósito del adiós del maestro Yaqui, es hora de preguntar y preguntarnos, qué c… le ocurrió a una sociedad que hace 30 años, al mediodía, tenía un programa de entretenimiento cuyo guionista de comedias era Milton Peláez, culto y loco, genial y de saber enciclopédico; con un humorista -que lo era todo y todo lo hacía excelentemente bien- de nombre Freddy Beras Goico, y cuyo presentador era un maestro de la palabra precisa, del adjetivo exacto, de la improvisación genial, con el don de fundir en sus palabras la cultura con el sabor y la poesía con la picardía popular. ¡Y era el programa líder sin discusión! De continuar este empobrecimiento de nuestras expresiones culturales, terminaremos dando la razón después de muerto al poeta T. S. Eliot, quien en sus “Notas para la definición de la cultura”, publicadas en 1967, escribió lo que sigue: “No veo razón alguna por la cual la decadencia de la cultura no pueda continuar y no podamos anticipar un tiempo, de alguna duración, del que se pueda decir que carece de cultura”.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: