El Bulevar de la Vida

Como otras tantas veces: «Unidad o muerte».

Octubre rojo«Más allá del Octubre Rojo de-morado». No es a la caza del Octubre  Rojo de-morado, o sea, no es exclusivamente tras Leonel Fernández que andan los rusos empresariales, mediáticos y políticos derrotados en mayo 2012 por Danilo Medina, sino tras el mismísimo PLD, al que de tanto uno anunciársela le ha llegado en este mes de noviembre la hora de los hornos.

De tanto pasar el tiempo, llegó el tiempo en que es posible, si se lo propone, que un partido político “se muera de sus éxitos”, que siempre digo. Pues mire usted, que en eso está el PLD.

Danilo Medina y Leonel Fernández tienen la palabra, la conciliadora y unificadora palabra, pero según mis fuentes, ninguno de los dos quiere utilizarla. Y el PLD hace aguas.

Esta lucha “insultosa” y desmadrada no es exclusivamente contra Leonel Fernández. Repito. “!Avive el seso y despierte!”, ombe, sino contra el PLD y sus 16 años de gobierno, 12 de ellos seguidos, y lo que eso representa en el botín a repartir -entre exenciones, contratas, suplencias y otros versos- que en la sociedad dominicana se llama Presupuesto Nacional. Todo lo que en el país viene ocurriendo en los últimos meses tiene que ver con impunidad, por supuesto que sí, mucha/mucha corrupción, cómo negarlo, pero sobre todo tiene que ver con el botín del Estado. Ese botín que parte y reparte el partido gobernante. ¡Uno es pendejo, con Club y todo, pero no tanto! (Y no vayan a olvidarlo: No pueden salvar a un pueblo sus verdugos, que por cierto, esto de los verdugos, tanto cinismo canalla y retorcido da para un bulevar, tres ideas y otras esencias).

A partir de todos, y como la estrategia diseñada por Leonel Fernández y Danilo Medina en 2011 permitió al PLD continuar en el poder y a Medina alcanzar la presidencia de la República en mayo de 2012, no está demás repetir este bulevar escrito el tres de febrero de 2011, en mi antigua casa El Nacional de Todos. Ahí les va.

PLD y PRD: Unidad o muerte. Situémonos en el escenario posible de que el domingo 6 de marzo (2011)  a las 9:23 de la noche, el derrotado de las primarias perredeístas se presenta a la casa del vencedor, le coloca la mano derecha en el hombro izquierdo y le dice: “has vencido, cuenta conmigo para llevar el PRD al Palacio Nacional.” (Ahí vendría un aparte, en el salón tercero, ambiente cuarto de la dacha, amarres, convenios, afectos y ya). Si eso ocurriese, -lo que hoy luce difícil pero no imposible ni mucho menos improbable-, el PLD gubernamental tendría entonces que hilar fino. Es en ese hipotético escenario donde el tándem Leonel and Danilo sería fundamental. La reconciliación entre ambos sería una necesidad impostergable de los morados si quieren seguir al frente de la Res-Pública. (Es de todos sabido que en el PLD, Leonel se ha ido quedando sin adversarios, no porque los haya matado a todos, como el Balaguer de los Doce Años y sus bandas, sino porque los ha ido venciendo de una u otra manera en las urnas, el Comité Político o el gabinete.) Auto excluida de estos afanes Margarita Cedeño, si partimos de los resultados de todas las encuestas de mínima credibilidad, veremos que sólo Danilo tiene los votos suficientes para vencer, no a Leonel, pero sí a cualquiera otro, delfín o no, y competir con buenas posibilidades frente a un PRD unificado. Por eso, la vieja guardia del PLD, los escasos señores a quienes ambos respetan mucho, digamos Temo Montás o Reynaldo, más los “notables” del clero o del empresariado, deberían hacer su trabajo, pichar ese juego. (Los poderes fácticos aman la estabilidad.) Sin Leonel ni Margarita en la contienda, Danilo ganaría con relativa facilidad las primarias moradas (…) pero al igual que en el PRD, un PLD desunido no sería capaz de vencer a un PRD unificado. Y esa es la cuestión, amigo, Chespier. (…)  Tal que ambos partidos, el PLD y el PRD, desgastados por su paso por el poder y por la crisis ética, de seguridad, educativa y de falta de autoridad que padece el país, dependen de estar unidos para seguir o alcanzar el poder. Queda aquí la advertencia a blancos y morados. O mejor: “Aquí se quedan sólo los fantasmas. Ustedes pueden irse. Yo me quedo.”   3 de febrero 2011, El Nacional.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: