El Bulevar de la Vida

Un hombre honrado

LF en DLS

Y sin embargo se mueve. Finalizados los 18 meses de su calvario, (de agosto 2012 a marzo 2014), Leonel Fernández mostró una asombrosa recuperación en todas las encuestas, incluidas las realizadas para trabajar y no para inducir ni posicionar, que esas son otras armas empresariales con otros empresariales y presupuestarios fines, cosas de business quiero decir. El asunto es que la recuperación del Dr. Fernández preocupó y ocupó a señores del capital y el intelecto, y a los del journalism de élite tan bien tratados siempre; y por supuesto preocupó a los termocefálicos jóvenes de las protestas callejeras con insultos y maledicencias incluidas. Y una vez más, como en aquel fin de año 2012, los demonios -esta vez más agresivos e insultantes que entonces- se soltaron.

Todo insulto es una derrota. (Si me insultas, ya te he vencido). Tiene uno escrito por ahí, que el insulto es algo que está lejos del idioma, escondido entre el estercolero de los resentimientos y la impotencia ante las reglas que impone la educación doméstica y la democracia, -puta y gris- es cierto, pero democracia al fin. Lamentablemente, el insulto es algo que se utiliza mucho en las redes sociales, radio y televisión dominicanas, y lo que es peor, da buen rating. Como se sabe, es cosa que se utiliza cuando se han perdido las ideas, o lo que es peor, cuando nunca se han tenido. Pero a los míster enemigos del PLD, -centrados temporalmente en la persona y familia de Leonel-, no les interesa debatir -con argumentos y sin histéricos sobresaltos ni escupitajos- las luces y sombras de los gobiernos del PLD, sino todo lo contrario. Entremos en materia y pasemos entonces, sin ser Yupanqui, a formular aquí algunas preguntitas sobre Dios:

“Preguntitas sobre Dios” ¿Fue inevitable el déficit fiscal acumulado a agosto 2012? ¿Por qué el país resistió estable las graves crisis mundiales de commodity y subprime que aún tambalean a EE.UU. y a la vieja Europa? ¿Cuál fue la estabilidad o inestabilidad de la macroeconomía del país en esos años (2004-2012)? ¿Crecieron o descendieron las tasas de mortalidad infantil y materna, de desempleo, el PIB, las exportaciones? ¿Por qué ha sido el PLD exageradamente permisivo con sus supuestos corruptos? Como ven, esas son preguntas que merecerían  respuestas y debate entre críticos y defensores de los gobiernos del PLD. Precisamente, todas esas preguntas y otras más, uno ha hecho lo impensable por formulárselas a Leonel Fernández en su programa McKINNEY para Color Visión, (le hice algunas de ellas al entrevistarlo en marzo 2013 con motivo del fallecimiento del presidente Chávez). Incluso, por qué no admitirlo, “corrompo” cada vez que puedo a Annia Valdez trayéndole dulces de leche con coco ,de Paya, Baní; a mi dilecta, admirada y querida vice Margarita Cedeño (-tan sospechosamente ausente de las encuestas de posicionamiento empresarial-) le recuerdo conciertos de Silvio o Sabina, le envío «Después del Fuego», la “Antología Desordenada de Serrat”, pero nada; hasta al propio Leonel Fernández le hago llegar lo más reciente de Piketty en español, temas de la Nana Mouskouri, incluido «Bachata Rosa», de Juan Luis, pero nada ocurre, ni el teléfono suena ni el  WhatsApp tira.. y sigo esperando.

Un hombre honrado y honorable. Mucho se ha investigado y trabajado intelectual, jurídica y periodísticamente buscando esa villa frente al mar, esa dacha en la montaña, esa cuenta en los Urales, pero nada. Y es que Leonel Fernández, como Bosch, Peña, Hipólito o Balaguer, es un político 24/7, eso,. Todo un animal político full, al que sólo le interesa la política, la política y más exactamente el PODER. En esa ambición está su mayor virtud y su peor defecto. Vieja crítica. Los gobiernos del PLD, como todos los anteriores, cometieron el pecado original de la «original acumulación», ¡Adió c… y quién puede negarlo!, pero ese dinero no ha tocado nunca las manos de Leonel Fernández, aunque muy seguramente sí tocarán otras financieras manos en las luchas electorales por venir en mayo 2016. ¡Duele, compañero! Duele, Claro que duelen  tantos jachos apagados en blanco como en morado, tantos sueños suicidados. Pero en una patria en gris, atrapada entre Trujillo, Stalin y Torquemada, así se compone el son electoral.. Así se ganan o pierden elecciones en un país de votantes y no de ciudadanos responsables! Todo lo demás es cosa de mucha demagogia, resentimiento y «enemigos preferidos». Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: