El Bulevar de la Vida

Lo mejor de 2014

Lo mejor de nosotros son los otros”. F.C.

 Optimismo

Una revolución educativa. De lo peor de 2014 hablamos el pasado viernes. Hoy, hablemos de lo mejor. Comencemos por decir que ha sido maravilloso ver como el Estado, dejando atrás una de sus tantas malas prácticas, -la de irrespetar a sus propias leyes-, se decidió a cumplir una de ellas, y asignó el 4 por ciento del PIB a la educación no universitaria, lo que le ha permitido iniciar una revolución que ha empezado por la construcción de 10 mil aulas en algo más de dos años de gobierno, instalar la Jornada de Tanda Educativa Extendida e iniciar la construcción de 18 talleres para politécnicos… entre otras muchas iniciativas.

“Herir de muerte a la ignorancia”. Pero hubo más, y es un plus que emociona especialmente si se reflexiona sobre ello escuchando al Noel Nicola de nuestros años juveniles: “Había que herir de muerte a la ignorancia/ sombra feroz, veneno del pasado/ Sembrar de letras todo nuestro horizonte/ para poder matar a la miseria”. Hablo del plan de alfabetización. ¡Quisqueya aprende contigo! Hoy, menos del 5 por ciento de los dominicanos vive aún atrapado en el negro manto del analfabetismo, y eso es boschismo del bueno y mejor. Se ha herido de muerte a la ignorancia, al fin “aprender a leer es aprender a vivir”.

Ahora es… el turno de Bosch. En sus primeros gobiernos, el PLD se ocupó de la estabilidad y el crecimiento económico, y tanto lo hizo, que como bien recordara el ex presidente Leonel Fernández, entre 2004 y 2014 el PIB nacional pasó de $19 mil a $62 mil millones de dólares. Fue este crecimiento económico el que hizo posible que el PLD cometiera el tradicional “pecado original” de todos los partidos gobernantes de las democracias o las dictaduras, o sea su “acumulación originaria”, si legítimamente mejor. Es justo en medio de esta tolvanera de sombras éticas y de impunidad celebrada que culmina el año 2014, con algunas acciones demasiado positivas para dejarlas pasar por alto. De lo peor hablamos el pasado viernes, ya dije.

¡Qué bueno! Al fin la educación -prioritariamente primera y número uno- ha sido colocada en primer lugar y number one, ; aulas por “baisa”, y la Jornada de tanda escolar extendida para, entre 8 am y 4pm., honrar la bandera, desayunar, aprender, joder, almorzar, volver a aprender, a joder, a estudiar, jugar, y a vivir. Y hubo Promipyme en plan Banca Solidaria, como una mano que dice al hombre de trabajo: “aquí estoy”, y continuó el 2014 con más recursos que nunca (-pero faltan-) para el Gabinete Social y su progresas con solidaridad, enseñando a pescar entre donaciones condicionadas.

Pero hubo más… Cuando todos estábamos convencidos de que los servicios gubernamentales de seguridad y atención a las emergencias de los ciudadanos era un sueño irrealizable, una decisión política del presidente Danilo Medina “empoderó” a Gustavo Montalvo para que se ocupara de crear un equipo y poner en marcha –con todo el irrestricto apoyo del mandatario- el hasta entonces utópico Sistema 9-1-1, que en apenas siete meses ha atendido con entrega, calidad, presteza y eficiencia la llamada de más de 170 mil dominicanos… “así se compone un son”, Ismael.

 Entonces resulta que sí, resulta que se puede, “Podemos”. Desde que en su Constitución de 1963, Juan Bosch intentó eliminar el convenio de favoritismo y corrupción llamado Concordato, firmado entre el papa Pío XII y el dictador Trujillo en 1954, ningún presidente dominicano se había atrevido a recordarle a ciertos fundamentalistas del terrorismo religioso, y a su “Comité Político”, la parte política de la institución eclesial, que pecado no es delito, que el Estado Islámico existe pero no en República Dominicana (a Dios y a la María Magdalena las gracias) sino en territorios de Irak y Siria, que en Dominicana lo que sí existe desde 2010 es una Constitución que garantiza (o insta a garantizar) el Estado de Derecho -NO el Estado Religioso- que consagra la libertad de cultos, de religión o agnosticismo, y proclama la defensa de la dignidad de TODOS los ciudadanos, ¡que si incluye a la mujer! Al fin se ha rendido homenaje al pensamiento liberal y progresista de Juan Bosch. He aquí parte de lo mejor de 2014, sin olvidar que lo mejor, lo que se dice lo mejor de nosotros «siempre son los otros».

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: