El Bulevar de la Vida

Quirino, entre Serrat y Sabina

“A la sombra de un león”
Fue la noticia del fin de semana: cual protagonista de la canción “A la sombra de un león”, de Joaquín Sabina, el capitán (R) del Ejército Nacional, don Quirino Ernesto Paulino Castillo “llegó con su espada de madera, y zapatos de payaso a comerse la ciudad. Compró suerte en doña Manolita y al pasar por la Cibeles quiso sacarla a bailar un vals…”. Sólo que en este vals, la “Manolita” y “la Cibeles” fueron las autoridades civiles y militares del aeropuerto internacional Las Américas, JFPG, quienes recibieron al Don con esmerado respeto y excesivas atenciones, a los pies del avión, justo y como hacen los enamorados contrariados cuando deben “enfriarse” con su dulcinea que regresa de New York o París, cualquier atardecer, ay. Cuentan que el oficial asignado en funciones de edecán, acompañó al Don en todo el proceso que entrar al país legalmente conlleva, mientras Sabina seguía cantando: “…como dos enamorados, y dormirse acurrucados a la sombra de un león. Qué tal, estoy sola y sin marido, gracias por haber venido a abrigarme el corazón”. El oficial edecán no llegó a tales excesos, pero el trato al capitán (R) fue de primera.

La Cibeles

Un Quirino feliz y un Sabina errático
Sigamos citando al de Úbeda: “Ayer a la hora de la cena, descubrieron que faltaba el interno dieciséis. Tal vez, disfrazado de enfermero, se escapó de Ciempozuelos con su capirote de papel”. En este verso, Sabina se nos presenta errático e impreciso, pues para el caso que nos ocupa, ni fue necesario el disfraz de enfermero y mucho menos tuvo El don Paulino necesidad de escaparse, ni del hospital de Ciempozuelos donde no ha estado, ni de ninguna cárcel neoyorquina donde no estará. Pero llegó al país, y llegó triunfal, sonriente y rejuvenecido, casi feliz y protegido, lo que ha generado preguntas que hasta ahora no han recibido respuestas, y una lógica preocupación de quienes se cuestionan sobre esta extraña reconversión del capitán (R), de convicto y confeso zar, de reo y paradigma internacional del narcotráfico, a estrella mediática y trending topic de las redes, lo que le augura un gran futuro en su carrera política, bruscamente interrumpida “a la sombra de un león”, en diciembre de 2004. Ahora que su partido, el PRD, se dividió, les prometo que si logro entrevistarlo para McKINNEY en Color Visión, (sábados 11:00pm) insistiré en preguntarle con cuál de los dos PRD irá como candidato a Senador, ahora que todos los caminos de Elías Piña conducen a su éxito senatorial en 2016, !y por cualquier partido!, pues suicidadas las ideologías y las lealtades partidarias, no se descarta que como otros legisladores y alcaldes de los dos PRDs, el muy señor Don y capitán vaya como candidato por el PLD.

La gran sorpresa
Desde el poder no queda más que gobernar, en cambio, desde la oposición puedo uno vagabundear, «vagabundear entre el cielo y el mar, vagabundear”. Cito este verso de la canción de Joan Manuel Serrat, porque a partir de todo lo que está generando en el PLD (y sus aliados del Bloque Progresista) la estrategia mediático-política que tiene al capitán (R) Paulino Castillo como vocero y principal protagonista, parecería que “harto ya de estar harto” y de ganar siempre, el PLD se va a dedicar ahora a hacer todo lo que está a su alcance para perder el poder y salir del gobierno, lo que no sería nada extraño a partir de cierto hartazgo y el lógico desgaste que el gobernar por casi 16 años conlleva. Pero lo sorprendente, lo verdaderamente sorprendente es ver que aquello que no lograron Hipólito Mejía ni Miguel Vargas en las urnas; lo que en 2012 no pudieron alcanzar los asesores de Hipólito en sus medios, ONGs, bufetes y/o empresas; lo que no lograron algunos grupos empresariales “al borde de un ataque de celos” presupuestales, lo está logrando un exconvicto, confeso y condenado por narcotráfico. ¿Y todo por culpa, de quién? Adió, pues de Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat, y sus versos, por ejemplo: “Si buscas alguien que te trate mal, cuenta conmigo, yo nunca tuve una mujer fatal, ni tú un amigo”. Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: