El Bulevar de la Vida

“El peor de los caminos”


El sistema. 
La ya formalizada división del PRD es un elemento preocupante para nuestro sistema de partidos políticos; como también preocupa la incapacidad de los partidos alternativos para construir un frente de fuerzas progresistas que pueda enfrentar a la “partidocracia reinante”, que no es otra cosa que los partidos que nos gobiernan en Palacio, Congreso, ayuntamientos, y que chin a chin y a pasito lento, comienza a presentar síntomas de hartazgo y agotamiento.

Ante un escenario así, es fácil comprender las cinco victorias electorales del PLD desde 2004 hasta ayer. Es cierto que no puede andar muy bien una democracia donde sólo una cosa parece y funciona como un partido, pero lo único peor que eso, es ver llegar el día en que no funcione ninguno. Y precisamente en eso anda el PLD, especialmente en las últimas 72 horas donde sus tendencias fundamentales andan “sacando el pecho” legislativo -una-, y mostrando sus bíceps de Comité Político, la otra.

Entre Presidentes anda el juego. Hoy, en el PLD todo gira en torno a la modificación constitucional para la repostulación del Presidente de la República, y la ya oficial pre-candidatura presidencial del otro presidente, el del partido. Sin Leonel no hay modificación constitucional para la repostulación, y sin apoyo de Danilo no hay candidatura triunfal de Fernández ni de nadie en el PLD. Así de simple.

Las pasiones lucen desbordadas en reuniones y redes, mientras Medina y Fernández, las dos cabezas imprescindibles del PLD en este ciclo político, no acaban de reunirse para “unificar criterios”. En plan José Alfredo Jiménez, digamos que los muy señores insisten en escoger “El peor de los caminos”, que no es otro que no escoger ninguno.

A los señores, en diferentes momentos de las últimas semanas, personalmente se ha atrevido uno a sugerirle ese encuentro. Pero nada. Uno, Medina, insiste en conversar sobre sus “visitas sorpresas” a quienes no tienen acceso a Palacio y sólo piden una mano amiga pa’ echar pa’ lante su proyecto con trabajo duro, (en eso entra Montalvo y me recuerda el milagro del 9-1-1, mientras Amarante Baret, al saludarme en el antedespacho, me dice algo de la jornada de tanda extendida para ablandarme); mientras el otro, (Fernández), por más conceptualizaciones que uno le formule, insiste en recordarnos “El Gran Cambio” ocurrido en la sociedad dominicana entre 2004 y 2012, y que el libro de Frank Moya Pons recoge parcialmente. Intento fallido de mi parte.

Los termocefálicos disparan. ¡Qué vaina! Pasa el tiempo, se enrarece el ambiente, los termocefálicos de ambos lados se disparan a matar, regresa un convicto narco en personal venganza contra un presidente ajusticiador; un partido del Bloque Progresista no para de insultar al vocero más autorizado del Presidente que le entregó ministerios, direcciones generales y otros versos; y si faltaba algo, un “arquitecto constitucionalista”, “montás” y vehemente, habla de la redacción de un proyecto de modificación constitucional, mientras un abogado y periodista mocano anuncia que “El León está en la calle”. ¡Qué escenario! ¡Joder! (“Menos mal que tu pelo, muchacha”). Menos mal que Javier Solís canta esa canción de José Alfredo, como nadie: «Voy a morirme solo, sin molestar a nadie, voy a morirme lejos cuando mi amor se acabe, escogeré del mundo el peor de los caminos, y le diré a la gente que no nos conocimos». Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: