El Bulevar de la Vida

La estrategia de la ambulancia

Recogiendo los heridos. Cuando sin rencor ni resquemor, la ambulancia del Sistema 9-1-1 gubernamental comenzó a recoger a las víctimas del triunfo electoral de Danilo Medina y los tres frentes electorales del PLD en aquel mayo, ahí comenzó uno a pronosticar los Buenos Aires que al nuevo presidente y su gobierno le llegarían. Todavía no había tenido el Presidente la oportunidad de presentar sus buenas credenciales de que “lo pequeño es hermoso”, (Banca Solidaria), la educación salva, y los olvidados de la suerte deben ser escuchados aunque sea entre domingos… pero la flecha estaba ya en el aire.

La estrategia de la ambulancia” ha sido la jugada política más inteligente de todas las realizadas por el equipo de gobierno, y la que más beneficios le ha reportado. Pero tuvo y tiene un “pero”; y es que ella se hizo en detrimento de la imagen del otro liderazgo dominante en el PLD, el de Leonel Fernández. Así fue como un grupo de señores, -(una minoría cuantitativamente pequeña, económicamente poderosa a partir del poder de sus amigos, y mediáticamente sonora)- descubrió que el helado es frío y el arenque “repite”; y se enteró que la anterior administración (encabezada por LF) había endeudado «peligrosamente» al país y había creado un déficit fiscal, para –entre otras razones-, tener la capacidad económica de invertir en obras públicas y otros versos y dinamizar la economía, es decir, para que hubiera «cuarto» en la calle, lo que habría de traducirse en aceptación del candidato peledeísta. (Perdida ya la fe hasta en la María Magdalena, en nuestras  democracias tan débiles como grises, la actividad electoral ha devenido en una vulgar actividad empresarial de inversión y beneficio. La lucha de clases ha dado paso a la lucha de clanes, (“amor, que no volviste”).

El único culpable. Los asistidos “heridos de mayo”, los beneficiarios de la «estrategia de la ambulancia» redujeron “la culpa” por el uso político del Presupuesto Nacional en las elecciones de aquel mayo, al nombre de Leonel Fernández. Como redujeron siglos de corrupción y latrocinio, prevaricación y creación de una burguesía propia de parte de cada partido que gobierno ha sido, a un solo personaje: el senador Félix Bautista. (Nicolás Fouché -alias El Goebbels- no lo hubiera hecho mejor). Los Mr. convirtieron a Bautista en su “conciencia acariñada”. Ahora bastaba con llamar “ladrón” al secretario de organización del PLD para sentirse impoluto, militante emancipado de la decencia y la honestidad, aunque su pasado y presente desmintieran tanto entusiasmo. Ver en videos a ciertos asistentes a las marchas contra la corrupción en el Centro de los Héroes, es un releer a Ciorán sin vino, unas clases gratis de cinismo y doblez, («una bahía sin ti», amor).

Una justificación. Los rescatados por la ambulancia 9-1-1- tenían que encontrar la justificación para explicar su alianza con su archirrival y denostado candidato peledeísta 2012 y la encontraron en la persona de Leonel Fernández, quien a partir de octubre 2012 comenzó a recorrer por veinte meses su personal Vía Apia; pero en abril 2014 el ex mandatario comenzó a recuperarse; y resultó que un día, los encuestadores descubrieron que el hijo de doña Yolanda era el preferido de los peledeístas para ser su candidato presidencial…“¿Y entonces…?”

Y entonces llegó Quirino. Y llegó, «casualmente», a insultar -sin una sola prueba o evidencia- a su verdugo, y al hacerlo recibió una cobertura de prensa de puta madre, “pero el cadáver, ay, siguió muriendo”, y cuando en las encuestas una vez más se preguntó a los morados a quién preferían para ser su candidato presidencial, -fuera Medina de la contienda-, el profesor volvió a salir puntero.  La presión de los poderes fácticos sobre el Presidente Danilo Medina aumentó hasta el hartazgo. !Qué joder! En 72 horas se multiplicaron las señales, las visitas imperiales, los seminarios de Cámaras y micrófonos, las reuniones y los comunicados… y finalmente el mandatario cedió. Y llegó el domingo 19 de abril. No pudo uno pasar a recoger a la Paola menor por San Pedro, mientras en Metro, con los Asilis de anfitriones, el Comité Político tomaba una decisión trascendental a puros votos, sin consenso ni unanimidad, como se había hecho siempre y con éxito en el partido morado. Se había cruzado el Rubicón.

Quemadas las naves, la suerte estaba echada. «Que la Magdalena les guíe». Cada uno de los dos grupos enfrentados tienen la capacidad de dañarse y mucho. Y ambos lo saben.

Piel de manzana. Ocurrió durante toda la década de los ochentas al PRD. Parece inevitable: Los partidos, de tanto ganar siempre, terminan creyéndose sus propias mentiras… y llega el invierno. («A esa muchacha que fue piel de manzana, se le pudrió el corazón de porcelana…. se le bebieron de un trago la sonrisa, la primavera, con ella, tuvo prisa». JMS.) Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: