El Bulevar de la Vida

De periodismo, New York y hastío

La actualidad.
Los hechos ocurren generalmente lejos, anónimos, aislados; llega el periodista, los observa como a una amante nueva, los ausculta como un galeno, olfatea por los alrededores, regresa a la redacción, se sienta en su PC, frente a un micrófono y su cámara, los da a conocer a su audiencia, y cual mago, se saca de la chistera la actualidad. El periodista crea la actualidad a partir de los hechos que escoge informar, y en ese escoger reside parte de su poder. Esa actualidad que el periodista crea a partir de los hechos que narra, al llegar a nuestros sentidos genera una percepción que supera a veces la mismísima realidad, y a partir de ella, ayuda a los ciudadanos a tomar decisiones de cada instante, cada día. El “cuarto poder” no es ya el cuarto sino el segundo, con vocación de primero, en franca competencia con el capital y sus manjares. Es a partir de esta realidad, que ahora las elecciones se pierden o se ganan en los medios de comunicación que son ya los grandes constructores de esa “realidad”; los dictadores implacables que nos imponen cada día su agenda, anticipo de la “realidad”. Hoy, lo que no se publica en el diario, en Facebook, sobre lo que no hay un tuit subido por un tuitero con mínima credibilidad, sencillamente no ha ocurrido. La realidad social que conocemos es la que nos muestran nuestros grandes oráculos mediáticos. Y porque los expedientes, las fuentes, las crónicas, los comentarios ni los “dossieres” bajan del cielo, ni son hongos inocentes que brotan espontáneamente durante las lluvias de otoño, por todo eso la objetividad periodística es una mentira bien redactada, como una utopía, un sueño inalcanzable (“como tu pelo”). Los grandes titulares, los amplios reportajes, los análisis y comentarios de radio o televisión no son simples travesuras del niño Jesús, créanme.

New York y un ser humano.
Si no existiera el Village, sus Pubs,(y la sonrisa de Emily, una niña de nueve años) uno diría que NY es una ciudad sin alma. Ese es el sentir del emigrante que camina en soledad las calles de esa ciudad estandarte. Precisamente, porque en mis andanzas de mucho café Borgia escribí: “ Recorriendo este Manhattan de indiferencia y tinieblas, me impresionan sus mármoles, sus limosinas, sus vitrinas de sueños disecados, pero muere la tarde y no encuentro un Ser Humano.”, quizás por eso me he sentido tan identificado con el texto que desde NY me envía una amiga lectora, A. C., y con mucho gusto comparto con ustedes:

“Se busca alguien que saque a pasear a sus niños, con el mismo entusiasmo que saca a pasear a sus perros.

Que le hable a sus vecinos, como le habla a sus plantas diariamente.

Que le sonría a los demás, como le sonríe todas las noches al televisor.

Que le preste tanta atención a los que le rodean, como a su computadora.

(…) Que escuche la naturaleza como si intentara escucharse a sí mismo.

Que adore, mime y cuide a su familia, como adora, mima y cuida a su auto.

Que esté siempre dispuesto a colaborar, como está dispuesto a contestar su celular.

Que cuando se mire en el espejo mire más allá, y mire el alma, no el armario que lleva encima.

Que cuando hable, proponga y no disponga.

En fin, se busca gente, se busca un ser humano.”

Misión cumplida.
Fue difícil, pero he logrado terminar este bulevar sin sucumbir a la tentación de escribir sobre lo que el buen periodismo manda pero el hastío rechaza. Deben comprenderme. Uno estaba aquí en 1994/1999/2002/2010/2011; uno estaba aquí, y porque estaba le es tan cansino el volver a hablar de lo mismo, de este Deja Vu constitucional que va y viene como ciertos amores impertinentes de mares y bahías, ¡ay! Definitivamente, – y sin duda alguna- el gobierno del PLD tiene hoy al país -y todas sus instituciones- en sus manos. A ver ahora, qué carajos va a hacer con él. La historia vino a cenar, honorables, eminentes, y sobre todo inminentes señores, la historia vino a cenar y les está esperando. Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: