El Bulevar de la Vida

El Papa, Cuba y una carta de Juancito Pérez Vidal (Tito)

El verdadero liderazgo. Por su condición de comandante en jefe, vocero único e infalible de la Iglesia Católica, quizás no sea don Jorge Mario Bergoglio el más indicado para hablar de estos temas, pero alguien tenía que decirlo, y el carismático Papa de los católicos tiene el mérito de la humildad, la tolerancia, y el maravilloso don de no creerse en posesión de la verdad absoluta,  esa falta de contemplación del otro que tanto afecta a muchos de los funcionarios de su institución político/religiosa; pero el asunto es que don Francisco, casi de Asís por lo humilde, lo dijo y dirigió el mensaje “a quien corresponda” en su Comité Político cardenalicio, en el anquilosado CC del Partido Comunista cubano, y hasta a quien sirva el sombrero en la fauna política dominicana. Pero lo dijo: “Un buen líder es aquel que es capaz de generar otros líderes. Si un líder quiere sostener el liderazgo, es un tirano. El verdadero liderazgo es fructífero. Cada uno de ustedes tiene una semilla de liderazgo».

Los efectos de la frase papal. A partir de estas declaraciones se tiene previsto que en las próximas semanas haya reunión en el Consejo Cardenalicio, en el CC del PC Cubano, en la casa de los Castro, y por supuesto en la partidocracia dominicana, en especial en el Comité Político del PLD, donde en 20 años nadie ha tenido que revalidar su categoría de miembro del todopoderoso, porque aprendieron -los muy sabios- que no se trata de renovar sino de ampliar, agrandar la cosa y ya son 35. Ni hablar de los PRDs o las izquierdas (con comillas o sin ellas), que todavía son Comandantes de hace 50 años, o ex ministros o ex cualquier cosa, menos retirados pensionados del Poder. (Aunque muchos tengan pensión, of course).

Pragmático como un bombero. En su mediación en las negociaciones cubano-estadounidenses, el Papa ha mostrado sus mejores dotes de estratega político-religioso, y la Iglesia bajo su liderazgo ha mostrado sus dones de partido político inteligente que, cual PLD con sotana, hace lo que tenga que hacer, dice lo que tenga que decir y esta del lado de quien tenga que estar, si de ello depende el Poder en el más amplio, espiritual y sobre todo político y terrenal sentido del término.

Una carta de Juancito Pérez Vidal, alias Tito. Inspirado por la presencia del Papa en la isla, mi muy querido, Juancito Pérez y Vidal, alias Tito, me escribe para hablarme de la buenas estrella de Cuba. Dice el Tito:

“En los setenta viaje a Moscú, entonces capital de la URSS, y allí me encontré con el trato especial y preferencial que los cubanos recibían de las autoridades soviéticas. Años más tarde, en Madrid pude confirmar que Cuba seguía siendo el gran y perdido amor del alma española, que aún no se repone del trauma del 98. Por eso, en el Sur de la Hispania romana hube de escuchar más de una vez a Carlos Cano cantar: “La Habana es Cádiz con más negritos, Cádiz es la Habana… con más salero”. A inicio de los años 90 me trasladé a NY, solo para enterarme que para entonces el ciudadano cubano que llegaba a las costas estadounidenses “era un héroe por la libertad que huía del hambre del comunismo”, pero al dominicano que le ocurría lo mismo, era “un ilegal de m…” que de tan vago no quiere trabajar en su país y viene a dañar la Paix americana. También en New York, más exactamente en el Bronx, me enteré que todos los especialistas médicos de cualquier país del mundo, para obtener la licencia que le permitiría ejercer la medicina en territorio estadounidense necesitan aprobar un examen. Todos, todos,  menos los médicos cubanos. Cuando a finales de los 90 regresé a Dominicana, me encontré con que los amores dominico-cubanos que sembraron el Libertador y el Apóstol en Montecristi, hace ahora mil años, no han hecho sino crecer. Entonces, ahora que, finalmente, las circunstancias político /económico/ empresariales han impuesto en Cuba el modelo chino-estadounidense de capitalismo en la economía (inversiones EE.UU) y socialismo en la política (control político del PC), sería bueno que los empresarios y el propio gobierno dominicano, diseñen cuanto antes una estrategia ante el inmenso desafío que representa el regreso de Cuba al mercado y los negocios con nuestro principal social comercial y tutor político económico. Con mis saludos”

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: