El Bulevar de la Vida

Las caravanas y tu vestido blanco.

“Ocurrió. Y entonces, nada fue tan inútil como su vestido blanco”. Joaquín Umbrales.

La Teledemocracia (Si Roberto Ortega no lo cuenta…) En las europas y Estados Unidos hace décadas que se instauró lo que se ha dado en llamar la Teledemocracia, que remite a la importancia determinante de la televisión en las campañas electorales.Tan determinante ha sido el reinado de la “caja tonta”, que en esos países la puesta en escena de todo mitin de campaña gira en torno a la hora de emisión del telediario estelar. En plan dominicano, digamos que al realizar cualquier acto de masas, nuestros partidos deben tomar en cuenta la hora de emisión de los telediarios líderes. O sea, que un mitin que Alicia Ortega o Roberto Cavada no puedan presentar con detalle en sus noticiarios, es que no ha ocurrido, y no tiene razón de ser, salvo ser apenas una práctica de torpe onanismo político, o sea, cocinarse en su propia salsa, amor. Lo que no pasa en la televisión y no genera opiniones en las redes, sencillamente aún no ha ocurrido.

Mozart La Para vale oro. El mitin de campaña electoral no es en realidad un mitin sino un programa de televisión, y así debe ser diseñado; todo un espectáculo donde, por ejemplo, no puede faltar la presentación de artistas de gran pegada ante el gran público. (El talentoso Mozart La Para -cuya vida “corre peligro” por andar dedicándole canciones a la Paola menor en sus 15- vale oro en un mitin de cierre de campaña de cualquier candidato). Son los mandatos del poder determinante de la televisión (y de las redes) en la industria del espectáculo, pero también y sobre todo en el negocio de la lucha política.

La Ciberdemocracia. La teledemocracia reinaba en el mundo mediático europeo y gringo, cuando en las campañas políticas irrumpió con fuerza la Internet y más exactamente las redes sociales, las NTI, con su buque insignia Facebook, con WhatsApp, Twitter e Instagram. Comenzaba así la transición (siempre primero en los Estados Unidos) desde la teledemocracia hacia la ciberdemocracia. Como dice el profesor Manuel Castell: “La irrupción de la nuevas tecnologías de la información ha puesto el mundo patas arriba en todos los ámbitos que ha tocado que han sido casi todos. Incluida la política (…)”. Y para demostrarlo nos recuerda que en su reciente campaña, el presidente Obama “no hizo el peregrinaje tradicional de los candidatos [presidenciales] por el consejo editorial de New York Times o Washington Post, sino que visitó a Google en Silicon, Valley”. Con ese cambio en su agenda de candidato, Barack Obama decretó el paso de la teledemocracia a la ciberdemocracia en las campañas electorales estadounidenses.

Las jodidas caravanas de Concho Primo. Precisamente por todo lo que hasta aquí les he contado, cada vez tiene menos sentido que en una torpe práctica de autoengaño, los políticos “trasladen” sus mítines de pueblo en pueblo -como si un circo de gitanos fuera- para vendernos y de paso venderse a sí mismos sus propias, viejas y repetidas mentiras. Que hoy sobreviva en la fauna política nacional el «caravaneo» electorero -presente durante todo nuestra vida post-dictadura- es una muestra del atraso político de la sociedad dominicana y especialmente de su clase política, negada a entender que también en campañas electorales “el futuro era ayer”,  amor, “porque el futuro, ay, ya no es lo que era”. Mientras en las europas y Estados Unidos van pasando de la Teledemocracia a la Ciberdemocracia, en el patio nacional seguimos en una especie de conchoprimismo electoral, organizando unos mítines a los que sólo asisten ciudadanos pagados para tales fines, pica-pica profesionales, pobres de mendicidad, o el mismo grupo de leales militantes a los que por leales no hay que convencer de nada. En plan poético, digamos que en la política dominicana las caravanas y los discolights «son más inútiles que tu vestido blanco en el fugaz momento en que me amabas”. Pues si…Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: