El Bulevar de la Vida

Partidocracia, elecciones y amor enano.

PARA LO QUE ALUMBRAN.… Cuando allá, en el Baní de mis nostalgias, mi viejo amigo Johnny González se ufanaba de sus conquistas en las fiestas del bar-restaurant El Bosque, su abuela siempre decía: “Ay, Yone, para lo que tu alumbras, apagado es que alucéas. Como el Johnny de entonces, anda hoy la partidocracia dominicana, a la que nuestra  democracia debería dedicarle aquel bolero cubano, que en Cienfuegos siempre cantaba Raquel Turbí, ay, como una imposible virgen soviética, cuando habían: “Y es que mi amor te queda grande/ pues tú no tienes estatura de emociones”. Nuestra partidocracia no sólo ha sido incapaz de cumplir sus promesas fundacionales, las que siempre ha abandonado para ganar elecciones -tanto en rojo como en blanco o en morado-, sino que, perdido ya el norte, ni siquiera es capaz de cumplir con sus más elementales tareas, las que debería realizar raudo y veloz para su propio provecho, para ganar elecciones, oiga usted. Hablo de lograr que sus seguidores o aspirantes renueven la cédula que le permitiría votar en mayo. Pero nada.

“POR TU CULPA, POR TU MISMÍSIMA CULPA”. Nuestra partidocracia es lo máximo, o más bien, es lo mínimo. Ya no se trata de que se apandillen sus miembros, como lo hicieron para evitar que una ley de partidos le impusiera cierto mínimo orden, transparencia en la financiación, rendición de cuentas y otros versos, o para aprobar un código electoral con reglamento incluido, que impidiera el uso político de los recursos del Estado que hoy no impide ninguna Ley, no, no, «el asunto es más grave, es muchísimo más grave»: se trata de que, como denunciara el miembro titular de la Junta, José Ángel Aquino, unos 800 mil dominicanos quedarán (han quedado) impedidos de votar en las próximas elecciones al no renovar su cédula, y esto a pesar de la prórroga de un mes concedida por la Junta el pasado 15 de diciembre. Si se hacen los cálculos correspondientes, esa cifra podría bajar a  unos 700 mil, lo que no le quita gravedad al asunto. Llegará mayo y volverá Jeremías, -el de la Biblia, que citara el Dr. Balaguer en mayo de 1978-, llegarán las excusas, «dirán que fue preciso, dirán, inevitable, y al final, como siempre, será Dios el culpable” A.C.)… pero será muy tarde.

UN EXCESO DE LA MARIA MAGDALENA. Si bien es cierto que los pueblos “tienen los políticos que merecen”, lo de nuestra clase política parece un exceso, un descuido de Dios y la María Magdalena, un abusar de esa vieja frase. La Junta Central Electoral ha hecho su trabajo y anda por ahí mostrándoselo a quien quiera verlo. Hace tiempo que el problema de nuestras elecciones no son los padrones alterados, la dislocación de votantes ni la “Operación Palito”, de tan triste recordación para Francisco Domínguez Brito, sino la inequidad por falta de un Reglamento Electoral (como el que en 2007 la Cámara Administrativa de la JCE propuso, y la misma partidocracia le mandó a “freír espárragos”), la no transparencia en la financiación, o la mano del narcotráfico y el lavado “invirtiendo” en el proceso, comprando impunidad.

CUANDO EL AMOR QUEDA GRANDE. En mayo, en 32 provincias, 158 municipios, 16 mil colegios electorales y 4,500 recintos de votación, 6.71 millones de dominicanos elegirán 4,106 cargos del Estado, a pesar de la vagancia de una partidocracia alocada en parte, fullera en ocasiones, e irresponsable casi siempre. Una partidocracia insufrible a la que el pueblo dominicano bien debería cantarle a coro, como Raquel cantaba: “Es que mi amor te queda grande/  ¿Cómo pude invertir mis sentimientos en tan pobre imitación de amor?/  (Y ahora me pregunto) ¿Dónde fallamos? Fui yo que no tomé bien tus medidas, le di un amor gigante a una enano….”

PD:  Ya que hasta el presidente Medina cita al genio de Úbeda, nada mal le haría a los señores de la partidocracia, escuchar con atención a don Joaquín y sus lamentos por vencido, ay: «Ese cambio de acera de tus caderas… y estas ganas de nada, menos de ti». 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: