El Bulevar de la Vida

Las preguntas del horror

DE NERUDA A MATILDE. Desde la isla de Capri, el capitán Neruda escribió estos versos a su Matilde: Una pregunta, amor, te ha destrozado, Yo he regresado a ti desde la incertidumbre con espinas”. Ya quisiera uno, en bulevar de viernes, extasiarse en las preguntas del poeta, pero a diferencia de las del Midas chileno de todas las palabras, las nuestras no remiten al dulce tormento de los amores impertinentes, sino al deterioro social e institucional de un país atrapado en sus impunidades repetidas, cautivo de sus fantasmas, de las repetidas marañas de las mafias temidas y veneradas. Sólo porque la víctima fue un respetado maestro, exrector de la universidad del Estado, sólo por eso sabemos los dominicanos de lo que son (y han sido) capaces (impunemente) estos señores durante los últimos 30 años. Si la víctima del asesinato, en vez del Dr. Mateo Aquino Febrillet hubiese sido mi viejo amigo, Juancito Pérez Vidal, alias Tito, compañero de peña en el colmadón “El Bomba” de aquel lado, de seguro el cañón de la pistola utilizada en el homicidio sí se hubiese cambiado, lanzados al mar los celulares, y el coronel retirado de la Policía Nacional habría podido resolver el problema… “como otras tantas veces”.

EL HORRO DE UNAS PREGUNTAS. Por eso, y a partir de este “no va más” de la degeneración política y la violencia social, uno tiene sus preguntas. Y es que el principal imputado por el homicidio, el señor Blas Peralta, a pesar de poseer un interminable rosario de problemas con la justicia, (incluso, haber sido condenado por ella y posteriormente indultado, que no amnistiado), era miembro asimilado de la Policía Nacional, con una pistola del Estado cargada a su persona. Entonces…

¿Quién recomendó a cuál jefe de la Policía que lo aprobó, que un ciudadano con las credenciales del imputado fuera miembro asimilado de la institución?

¿Cuántos miembros activos o retirados de la Policía hacen hoy para otros señores como el imputado, el “trabajo” que el coronel hacía para el presidente de Fenatrado?

¿Por qué ante la magnitud y la consternación que genera esta desgracia, y ante el bochorno y la pérdida de credibilidad de la Policía Nacional (si es que fuera esto posible), la institución no publica los nombres de todos sus asimilados?

¿Puede ser miembro de la Policía una persona con graves antecedentes penales?

¿Qué dice y qué harán o están haciendo las autoridades, más allá del ágil e inteligente trabajo inicial del ministerio público?

A partir de la magnitud de la tragedia, ¿se atreverá el gobierno y sus agencias a hacer algo tan simple como aplicar las leyes correspondientes a una cosa monopólica y violenta que se llama Fenatrado? Perdón por mi estúpido y alucinado optimismo. ¡Y en medio de una campaña electoral!

PACTANDO CON LUCIFER. Ahora sabemos los dominicanos que la partidocracia no sólo crea ricos cada cuatro años, sino que, además, crea monstruos de violencia, les invita a sus alianzas, y a no ser por la admirable firmeza de Roberto Rosario y el pleno de la JCE, hasta los motiva a crear sus propios partidos políticos, como se crea un “sindicato” o se compra una guagua “voladora”. Como siempre, la santa poesía explica mejor las cosas que la sociología, la psicología social, la política y todos sus manuales y tratados. Si lo dudan, lean estos versos, que resumen la historia y la razón del horror que inspira nuestras preguntas: Dígalo otra vez, doña Eladia Blázquez : “Qué caro hay que pagar el precio de vencer: Pactar con Lucifer, de enero a enero, y dejar ahogado un crimen en el fondo del tintero”.

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: