El Bulevar de la Vida

Obama, Leonel y los sones de Carlos Puebla

 

«Los infelices ratones fueron a deliberar, y al fin de mucho pensar, rompieron las relaciones: Para la leche que da la vaca, que se la coma el ternero» *

OBAMA Y LA HABANA. La visita oficial del presidente Obama a La Habana, decreta el inicio fin de la versión americana de la Guerra Fría, que la caída del muro de Berlín simboliza.

«Mi manera de vivir, no me la cambia ninguno, y lo dijo por si alguno, piensa que eso va a ocurrir: Si a mi vecino no le gusta como yo vivo… pues que se mude, pues que se mude» *

A pasito lento, desde los primeros afanes del presidente Ford, y luego los del presidente Carter, el establishment estadounidense ha ido entendiendo que la supervivencia del régimen cubano es la prueba más fehaciente del fracaso del bloqueo económico a la isla. Ante la terquedad de los hechos, era el tiempo de afinar las negociaciones para el establecimiento del modelo chino-estadounidense, que consiste en dejar en manos del partido único (PCC) el control político del país, y que puedan los capitales estadounidenses tener libre acceso a las múltiples oportunidades de negocios que Cuba ofrece, desde sus riquezas naturales, la belleza de su tierra, hasta su población disciplinada pero amistosa.

«Y no nos van a asustar, con romper las relaciones, porque tenemos cañones, y tenemos… lo de más.*. 

“DE UN PÁJARO LAS DOS ALAS”. Como los dominicanos, los cubanos son andaluces pasados por África, amamantados por la loba de Lemba y abrazados por el cristiano corazón de Montesinos. Pero, además, el pueblo cubano posee una formación académica superior al promedio latinoamericano. En el socialismo real nunca fue verdad la libertad, ni el respeto a los derechos humanos, (!si no lo sabrá uno!), como sí fueron ciertas las oportunidades de educación y salud para todos. El acuerdo beneficia también a Cuba, porque irremediablemente de lo que piense o haga el régimen, a la isla llegaran aires de libertad, comenzando por los vientos del acceso a Internet que es como en el Siglo XXI se escribe la palabra libertad.Al mismo tiempo, el capitalismo que irremediablemente se habrá de ir instalando en la sociedad cubana, posiblemente no tenga las características del capitalismo salvaje que las grandes corporaciones financieras han impuesto en Occidente, y quizás esté más cerca del «capitalismo más humano» por el que propugna la doctrina social de la Iglesia, desde Don Tomas de Aquino hasta Don Francisco, el porteño, a partir del cristiano principio de que la creación de riquezas no puede ser el fin último de un sistema económico, sino un medio para lograr lo fundamental: el bien común, la paz, e incluso la posibilidad de ser feliz., amor.

«Queremos vivir en paz, en esta querida tierra, pero si vienen en guerra, ni uno solo quedará. Y sepa el imperialismo, si con nosotros se mete, que los famosos cohetes, no son ningún simbolismo)*

LEONEL Y LA CAMPAÑA
Mientras Obama acierta con su presencia en La Habana, Leonel Fernández yerra con su ausencia en la campaña electoral. La ausencia del profesor es tan peligrosa para la democracia y para el PLD, como para su liderazgo dentro y fuera de la organización, y ya me explico: No debería Fernández darse el lujo de que las elecciones las ganen, no ya los tres exitosos frentes de 2012, sino el grupo de Medina con el apoyo de su candidata vicepresidencial, lo que obliga.Los tres frentes electorales morados de 2012 deben ser reeditados por múltiples razones, la primera de ellas, la unidad.

Al PLD le conviene la convivencia pacífica de sus dos grupos dominantes, “unidos en su diversidad”, disimulados los rencores, con “bembita” y “chuípiti”, incluidos. Pero hay más: Por la incapacidad de sus adversarios y la “laxitud ética” de muchos de estos (no sólo es culpable el que compra sino también quien se deja comprar y hasta exige ser comprado), el PLD es ya lo único que en el país parece un partido, lo que es grave para el juego democrático.

Pero más grave aún es que, por la ausencia del profesor Fernández y su grupo en la campaña, el país termine gobernado, ya no por un partido, lo que es serio, sino por unos de sus dos grupos dominantes, lo que es peor.

¡LA DEMOCRACIA, ESTÚPIDOS, ES LA DEMOCRACIA!
Muy mal anda, y poco futuro tiene una democracia, si en ella sólo una cosa, grupo de gentes, o acumulo de votantes, merece el nombre de partido político. Sin partidos no puede haber democracia, como no puede haber amor donde no hay besos, ni aparece un jodido anillo perdido en el fado de la mar y un olvido. Con su permiso.

* Letras de sones interpretados por Carlos Puebla y sus Tradicionales, escritos en tiempos de la crisis de los misiles y el fortalecimiento del bloqueo económico de Estados Unidos a la isla.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: