El Bulevar de la Vida

El Soberano: vox populi, vox Dei

LA EMBAJADA, EL PRM Y MARIA LUISA LANDIN. CUANDO VIENA MANDA. Al imperio, con sus procónsules y sus jóvenes subsecretarios de correcto español en pasillos palaciegos, les preocupa lo mismo que a nosotros, sólo que por razones diferentes. Uno aspira a una democracia participativa, transparente y competitiva, donde la existencia de una verdadera alternativa electoral presione a quien esté al frente del Poder Ejecutivo a hacer las cosas cada vez mejor, bajo la mirada escudriñadora de los electores convertidos (algún día y por la gracia de Dios y su María Magdalena) en verdaderos ciudadanos. Queremos lo mismo que el Imperio y sus señores, pero no por las mismas razones ni por los mismos medios. Así como un reconocido grupo económico de nuestro país decidió hace años promover a un joven político y le brindó todo el apoyo del mundo para que avanzase en su carrera; así deben hacer los señores pro-cónsules, su USAID, y su María Santísima, con nuestra clase política de oposición: Deben capacitarla, motivarla e incluso (con cierto disimulo) hasta financiarla, (“echarle una mano”) pero guardando el debido respeto a las normas nacionales y los mandamientos diplomáticos que resumen los Convenios de Viena.

“NO DEBERIA CONTARLO Y SIN EMBARGO” . Ante la realidad electoral que todas las empresas encuestadoras presagian, y que hace sumamente difícil la derrota del PLD en las próximas elecciones, la estrategia del gobierno de los Estados Unidos no puede ser “soltar los perros” y confrontando a la Junta Central Electoral, desacreditar el proceso creando las condiciones para una crisis política nacional que no tendría, no podría tener vencedores. Los místeres y sus voceros no deberían hacerlo, “y sin embargo” todos los informes, reportajes, reuniones, los twist insultantes, la “soltadera” de perros en las redes, todo apunta a que ante la imposibilidad de derrotar al PLD en las urnas y disminuir su influencia en los poderes del Estado fruto de sus cinco victorias electorales, se está jugando a boicotear las elecciones, desacreditando al árbitro y creando un enrarecido ambiente político. Hace meses, en la sede de la JCE TODOS los jueces y TODOS los delegados de TODOS los partidos, brindaron por el paso de avance que suponía el voto electrónico, entre otras razones, porque alejaba aún más la posibilidad de fraude que, si hay mala fe, el voto manual puede propiciar. Un celebrado paso de avance… “y sin embargo”.

“TODO MENOS ROPA”. Coincido con la Embajada y su sociedad civil local: Nuestra democracia necesita con urgencia un partido opositor. Lamentablemente, como “aquel que tiene de tó con un tesoro se topa, pero aquel que está desnú tó le viene meno ropa”, el Partido Revolucionario Moderno y sus señores no han sido capaces de convertirse en esa anhelada alternativa electoral, con torpezas que Groucho Marx envidiaría, atrapado en el peor pasado, acompañado de lo peor de cada casa, y huyendo del futuro, como si a los pueblos pudieran salvarlo sus verdugos. En la democracia, las calidades y legitimidades no las otorga una Embajada sino las urnas. ¡Cuidado! Así como existe una dignidad que el invasor no puede alcanzar jamás (ayer fue 28-A), de igual manera, el más impresentable de nuestro senadores, el más insufrible de todos nuestros diputados o alcaldes, posee una legitimidad, una representatividad que no puede tener y mucho menos asumir ningún embajador por imperial que sea su país, ni ninguna organización civil local por más aportes realizados a favor de nuestra democracia en los tiempos felizmente superados donde las elecciones las bendecían la Embajada y unos señores llamados Notables, y se notaba. Recordemos a Martí: “Nuestro vino de plátano, nuestro vino, y si sale agrio, es nuestro vino”. Y para pasar de un tinto de plátano a Châteaux Margaux están las elecciones.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: