El Bulevar de la Vida

País circular y aplazado

«Ustedes nunca recuerdan, nosotros jamás olvidaremos». NGuYen Van Troi

LA HORA DE LOS HORNOS. Ahora que se acerca ya la hora de los hornos, y una vez más se respira el ambiente que genera la ausencia de una cultura política que incluya el saber perder. Justo ahora, puede ser útil presentar lo escrito en este bulevar días antes de las elecciones presidenciales de mayo de 2004, de 2008 y de 2012. Hemos avanzado, pero seguimos siendo un país aplazado, con una clase política inmadura como un adolescente, siempre buscando exclusivamente en el otro la razón de sus derrotas y el porqué de sus fracasos. Ahí les va:

EL PELIGRO. Esto escribíamos el once de mayo del año 2004: “Una vez más, unas elecciones ponen en vilo al país, que es hoy una sola caja de rumores y temores que la propia Junta Central Electoral no ayuda a disipar con incidentes como el de anoche, en el que técnicos de ese organismo fueron sorprendidos imprimiendo un padrón electoral para el gobernante PRD, sin la autorización de los jueces y sin el conocimiento de los delegados de los demás partidos. La reacción de la Junta debe ser contundente, esperamos, y mientras lo hacemos, queda aquí la advertencia. El país no será cerrado el domingo 16 de mayo. Y el lunes, todos seguiremos viéndonos las caras en los semáforos, en los supermercados y en las recepciones. Buscando a las Paola al colegio”.

PANTALONES LARGOS. Cuatro años después, el 12 de mayo de 2008, decíamos lo que sigue: “Una vez más, por las bienaventuranzas de esta democracia nuestra, los dominicanos tenemos la posibilidad de ejercer el derecho al voto y hacerlo con absoluta libertad, en condiciones mucho mejores que las del pasado, del viejo pasado y el más reciente. El viernes iremos a votar, por ejemplo, sin que en cada pueblo del país un coronel del EN, barrigón y despeinado, reciba al candidato opositor con bombas y tiros, era la campaña de 1978. Y no habrá doble padrón, ni plan B. Por no haber, no habrá ni Operación Palito, actas mal contadas para robar senadores, no. Esas son pruebas superadas. Lo que tenemos hoy es una JCE concentrada en poder decirle al pueblo antes de las 12:00 PM, que Leonel o Miguel es el presidente electo. ¡Y ya!”

SOCIEDAD CIVIL Y CALIDADES. En abril de 2012, escribíamos: “El Congreso Nacional es la más legítima expresión de lo que somos como país, para nuestro orgullo y también para nuestra vergüenza, y que cada cual saque sus propias conclusiones. Que cada quien se ponga el sombrero que le sirva, (…) que aquí “no hay más cera que la que arde”, “ni más bueyes que los que aran”, aunque “cace palomitas cualquiera que anda cazando”, que cantaba Yupanqui hace mil años. La sociedad dominicana en general, y el Congreso y el Poder Ejecutivo en particular, deben prestar especial atención al problema de las “calidades”. (…) La próxima discusión nacional (…) debería tratar sobre el concepto de esa cosa no siempre bien entendida y peor entendida que se llama sociedad civil ¿?, sus metas o alcances, sus esfuerzos y aportes, sus derechos y sus límites, pues al paso que vamos, puede llegar el día en que cualquier director general, vicepresidente ejecutivo o coordinador nacional de cualquier organización civil creada para teorizar con calidad, y de paso defender (aunque sea en última instancia) los intereses de quien paga el local y la nómina, se crea con más autoridad, legitimidad, razón y derecho, que cualquier presidente, legislador, síndico o regidor, que, –aunque duela, moleste o avergüence, aunque pueda ser semianalfabeto funcional y poco ético en su práctica ciudadana– es el genuino representante de su comunidad, voto a voto. Tenemos que aprender a respetar y reconocer las “calidades”. Quien quiera moños bonitos legislativos, municipales o presidenciales, que aguante jalones de boroneo, servicio social, bandereos, y mil tazas de café entre pobres… aunque sólo sea durante los meses de campaña”. Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: