El Bulevar de la Vida

El tinglado

“PERO EL CADÁVER, AY SIGUIÓ MURIENDO”. En República Dominicana, durante décadas se ha ido montando/perfeccionando un tinglado político-financiero-empresarial basado en el clientelismo, la corrupción, la prevaricación, el nepotismo, la marrullería en todas sus expresiones. Hablo de un sistema que cada organización política. al convertirse en partido gobernante, perfecciona. Lo perfeccionó el PRD que en 1978 lo heredó del gobierno de los Doce Años, de quien aprendió entonces que no se trataba ya de deportar, encarcelar o matar, sino de boronear, de corromper a través de los favores del Estado. En 1986 se volvió al delfín más aventajado de Rafael Leónidas; de Balaguer pasamos al PLD, “pero el cadáver, ay, siguió muriendo”, y la rueda no se detuvo, muy al contrario, una vez más fue perfeccionada, y ya explico la razón.

ORIGEN Y ESPLENDOR DE LA SOCIEDAD CIVIL. Caído el muro de Berlín y finalizada la guerra fría, para 1996 hacía varios años que los norteamericanos y su Departamento de Estado a través de sus agencias correspondientes ejecutaban su plan de promover, financiar, propiciar, masajear, crear SU sociedad civil, unos nuevos marines sin metralleta, de correcto hablar y conceptuosa teorización. Esa fue la nueva manera de los místeres para controlar sus patios traseros o laterales, pues no estaban ni están ya los tiempos para golpes de estado militares, viles asesinatos políticos y mucho menos para invasiones con “marines de nudoso pañuelo”. He ahí el origen y el esplendor de la “sociedad civil” pos guerra fría, siempre de la mano “generosa” y “solidaria” de La Embajada. Hablo de organizaciones, algunas “de nudoso pañuelo” y con tal soberbia y tal tufo imperial, que consideran que la legitimidad la otorgan las corporaciones y sus capitales, La Embajada (y las embajadas) y sus proyectos, y no el soberano, el pueblo dominicano en las urnas, aún con las irregularidades de todos conocidas. ¡Y así no se compone el son!

LIDER TAMBIEN DE LA OPOSICION. Así llegamos donde estamos hoy, con un PLD que se ha montado su respectivo tinglado, de tal manera y con tal eficiencia que, como Narváez a la hora de su muerte, se ha quedado sin enemigos reales porque los ha vencido o los ha comprado a todos, según las circunstancias y la ética de cada quien. Posiblemente sea este hecho el que explique por qué hoy el liderazgo de la oposición al PLD lo ejercen, no sus lógicos adversarios, a los que acaba de derrotar por sexta vez, sino el propio PLD, tan muertecito de sus éxitos, que siempre digo. Y la rueda rueda y rueda, mientras el tinglado se perfecciona cada vez más, porque no estamos en los años ochentas, y ahora hay cuenta única del Estado, dirección de compras, contraloría y cámaras de cuenta, todas ellas, que joden mucho, oiga usted, y obligan a tal perfeccionamiento. ¡El que hizo la ley escribió el verso, amor!

COLOFON. ¿Qué deberá ocurrir en el país para que sea desmantelado este tinglado que, al ser de público conocimiento sus fechorías, se ha convertido en una gran incitación a la mismísima delincuencia que nos afecta y de la que todos nos quejamos? Yo no lo sé, y mientras lo averiguo, recuerdo ahora aquel abril de 1965, mayo 1994, o el año 2003 vivido en el peligro de un nuevo millón de pobres y el sistema financiero en cuerda floja, para advertir que sólo estas crisis hicieron posibles nuestros grandes avances en lo político, los fiscal, en el manejo de economía, y hasta en el sistema financiero nacional, ¡y eso es decir!. Entonces, escuchemos a Serrat: “No esperes que un hombre muera para saber que todo corre peligro…”.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: