El Bulevar de la Vida

El Checklist

Un checklist, o lista de comprobación, es un instrumento de gran utilidad en el mundo empresarial, en la vida cotidiana y muy especialmente en la lucha por el poder político. Todo nuevo funcionario debería hacer su cchecklist, no sólo de las tareas pendientes a partir de sus planes y promesas, sino a partir de las deficiencias (ciertas, medianamente ciertas, o mediáticamente creadas) del funcionario a quien sucede. Y por aquí tenemos muy buenos y recientes ejemplos.

MAHOMA VA A LA MONTAÑA
El presidente Danilo Medina llegó al Palacio con su checklist de lo que no se había realizado; de lo que se había realizado, pero parcialmente, o mal; y de los errores más graves y criticados de los gobiernos del PLD.

Lo primero que tomaron en cuenta quienes diseñaron el checklist presidencial fue el verificable dato nacional de que en un país donde un Presidente no es un funcionario público sino un dios coronado en Roma porque en él todo comienza y todo termina, doce años de gobierno son demasiados años, que irremediablemente crean círculos/anillos de poder que inexorablemente  alejan al mandatario de sus mandados, de sus gobernados de a pie.

Precisamente, de la comprensión de esa tan verificable verdad, surgieron las celebradas “visitas sorpresa”, en las que Mahoma viaja a la montaña, agarra una silla de guano -después de comprar dulce de leche con coco tierno en Paya-, y  en compañía del general, de Carlitos, Peralta o Castillo, se sienta a dialogar con ella, con la montaña popular, con la soberana montaña, o sea, a hablar de tú a tú con Juancito Pérez Vidal, alias Tito y sus compañeros de una asociación de lo que sea para ser mejores y construir el país levantando familias de trabajo con el suyo. (Los checklist, como los dossiers o los expedientes, no caen del cielo, amor).

ESTANCIAS INFANTILES Y ALFABETIZACIÓN CON RETRASO
En el checklist palaciego no podía faltar la campaña nacional de alfabetización, con 16 años de retraso, o sea Quisqueya Aprende Contigo para “herir de muerte a la ignorancia,  sembrar de letras todo nuestro horizonte”, de letras y de escuelas como se ha sembrado.

En ese cheklist están las “estancias infantiles” que una ley mandaba construir y poner en funcionamiento hace ahora mil años o catorce; como estaba el “sistema de atención primaria de salud”, y en esa línea. Si bien es cierto es que la oposición al PLD para lo que alumbra «apagada es que ‘alucea‘», no es mentira que en su infinita torpeza los muy señores confundieron los toros, atacaron al que no era, y al errar fortalecieron al que sí era. Pero nada de esto resta valor, utilidad y eficiencia al checklist del Presidente and friends.

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE DAVID
Ahora toca el turno a David Collado, que viene a sustituir en la alcaldía del Distrito Nacional a Roberto Salcedo, quien el 16 de agosto cumplirá 14 años en la posición, dos más que Leonel Fernández en la Presidencia, pero los efectos son los mismos.

Salcedo tiene luces y sombras que mostrar. Lógicamente, el checklist de David no podrá ser de las luces sino de las sombras, o sea, a partir de las carencias de la gestión. Por eso, muy posiblemente no insistirá en las funerarias municipales o en los parques barriales para niños, ni hablará del socialmente hermoso acto de, en distintas fechas del año, trasladar al muchacherío barrial a SU parque de las luces, o de SU semana santa en El Malecón, con piscina y todo; oiga Usted, que la ciudad, según Pericles, el griego, es de todos, aunque a veces, parecemos olvidarlo. No. Con otro nombre, tal vez en otro lugar y con otras formas, el Parque de las Luces seguirá, se cantará otra vez en el anfiteatro Sanlley y habrá entretenimiento popular en Semana Santa. Anótenlo.

UN ALCALDE AD HOC
¿Cuáles puntos tendrá el checklist de Collado? Pues, los que las sombras de Roberto sugieran. Tan simple como eso. El propio Collado acaba de citar algunos: seguridad, -(incluida la seguridad de los cementerios)-, rescate de arrabalizados mercados públicos, reconstrucción de aceras y contenes, recolección de basura por las noches y todo lo que haga falta hacer, ahora con la mano amiga de un Ministro de Obras Públicas, que de tan eficiente y preocupado por la ciudad parece un alcalde Ad hoc… con checklist y todo. Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: