El Bulevar de la Vida

Cultura y ciudadanía

“LOCOS Y QUIJOTES CON UN PAR…”. Por décadas, y con sobrada razón, mucho se ha quejado uno por la falta de ciudadanos y el exceso de simples votantes que existe en nuestro país. Hablo de unos habitantes de la isla que, perdida ya la fe, en el país, en los políticos y en sí mismo, se postran a la espera de la mano solidaria de algo o alguien, vencidos ya, y sin la más mínima iniciativa. Cómo romper, entonces, este círculo vicioso que provoca que por falta de ciudadanos no se cree una sociedad de la que broten estos, es decir, ciudadanos responsables al frente de sus propias vidas. Detrás de muchas de nuestras grandes empresas, -algunas líderes en su sector-, hay siempre un par de quijotescos locos que, convencidos de que las cosas para ser posibles no tienen que ser probables, dieron un paso al frente desde un simple chimichurri en la Lincoln, una marquesina de una vieja casa de Santo Domingo; o un apartamentito prestado de Santiago, por ejemplo. Hablo de lo que es hoy la cadena de restaurantes Adrián Tropical, o la empresa líder del sector informático, CECOMSA, los hermanos Fondeur de Electro Sistemas con sus inversores… y muchos más. Cada realidad de hoy, fue alguna vez un loco sueño de alguien… y poco más.

“COMO UN SANTO CON PARAISO”. Precisamente porque soy un convencido de la necesidad de fomentar en los habitantes de la isla esa iniciativa de autogestión que los convierta en ciudadanos, precisamente por eso, siempre he celebrado, “como un santo en el paraíso”, cada convocatoria de proyectos culturales que desde 2013 viene realizando el ministerio de cultura. La convocatoria consiste en que el ministerio llama a los gestores de todo el país a que le presenten SUS proyectos,(- y no a que desarrollen lo que un funcionario en su buena o mala fe les ha traído-), sino SUS proyectos, paridos de su creatividad y de su talento. A partir de esas propuestas y de las posibilidades presupuestarias de la institución, se escogen los proyectos que serán desarrollados… Por ahí comienza la cosa, pues esta metodología de trabajo despoja al ministerio de cultura -a Dios las gracias- del poder de elegir por los ciudadanos a quienes se debe y para quienes existe.

CULTURA ES EXISTIR. La cultura somos todos, amor, pero sobre todo cultura es pueblo, y cada ser humano al existir está conminado a hacerla, a crear la suya. Cultura es existir, es comunicar y al comunicarla vamos “haciendo” esa cultura que a la vez nos hace a nosotros, como el amor que no hacemos, porque en realidad es él quien nos hace, según Cortázar. La convocatoria de proyectos culturales es un incentivo a la creación de ciudadanía. Así como debe ser obligatorio el diseño del Presupuesto Participativo de los Ayuntamientos, o la decisión de elegir cuáles son las obras prioritarias de una comunidad a partir de los intereses de sus habitantes y no del partido gobernante, así debe continuar haciendo sus convocatorias el ministerio de cultura. Y que se empodere bien el ciudadano, por si en el futuro algún gobierno se aloca, que uno nunca sabe.

UN FESTIVAL MARAVILLOSO. El pasado fin de semana, el ministerio de la cosa hizo su feria para mostrarnos lo logrado en tres años de patrocinio de proyectos culturales, y aquello fue una gozada, una fiesta con muñecas banilejas, carnavales, artesanías, comparsas, chuines, canciones. ¡Y así se compone el son! Así se crea una patria de hombres libres y dignos, y se va desmontando ese caudillismo-caciquismo que todo lo pervierte, mientras se fomenta la autogestión y se empodera al ciudadano.

LA PATRIA. Por cierto, eso de “patria” es mucha gente. Sugiero a mis lectores comenzar por los suyos, por su familia, sus vecinos, sus amigos, sus amores, su equipo, su gente, el barrio, la esquina, su pueblo. Y como es viernes, si por culpa de algún amor impertinente y contrariado se pone Ud. romántico, le recomiendo tener a mano los patrióticos versos del Sor Joaquín Cardenal Sabina: “Las encías, las nalgas, los tendones, la rabadilla, el vientre, las costillas, los húmeros, el pubis, los talones. La clavícula, el cráneo, la papada, el clítoris, el alma, las cosquillas, esa es mi patria, alrededor no hay nada”.

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: