El Bulevar de la Vida

JCE y ARS. (La Kardashian y un son)

 

 

EL PRESIDENTE. Todo el debate en torno a la selección de la nueva JCE conduce a lo que tiene que conducir y está conduciendo: a una decisión política que van a tomar unos políticos que para bien o para mal el pueblo dominicano eligió para que lo representen. Hablo de un mandato constitucional del Senado que sólo se puede resolver en el Senado y por la fuerza política que allí es mayoría, y no por otra. En confianza, digamos que se buscaron consensos, se realizaron cenas, se tomaron cafecitos, se escucharon sectores casi todos, pero sin ceder en la función última y fundamental. Al final, la nueva JCE tendrá un presidente de consenso, con menos rechazo entre la clase política que las caderas de la Kardashian, y más aceptación entre los poderes fácticos que un aumento salarial entre obreros. Y es que no puede estar en discusión “quién” tiene la potestad para elegir, sino “a quiénes” y “en quiénes” se va a delegar esa responsabilidad.

“¿Y CÓMO ES Él?” En plan Perales, preguntemos “¿Y cómo es él?”, el nuevo presidente de la cosa. Cuál ha sido su comportamiento ciudadano, qué tan alto es su prestigio personal, familiar, profesional, cuál ha sido su comportamiento en torno a los valores de la democracia. Y es que el meollo de la cuestión no puede ser la NO vinculación a tal o cual partido o grupo económico, sino las credenciales personales que adornan o afean, y esto a partir de que aquí todos, además de conocernos, estamos vinculados a algo o a alguien, ahora o en el pasado reciente; vinculados directa o indirectamente a las mieles directas o indirectas del Estado y sus caricias; que aquí, desde el ejercicio del derecho, los negocios, el periodismo, la ingeniería, la medicina, la sociología y hasta la administración de un puticlub, todo gira en torno al Estado, a ese ogro filantrópico que heredamos del tirano Trujillo que, como la chica de la telefónica, “se fue pero no se fue”, pero ese es otro tema, amor.

“REPASANDO LA MEMORIA” Una revisión histórica, política y empresarial demuestra que los mayores beneficiarios de t los gobiernos de nuestra democracia, no han sido los dirigentes políticos de los partidos que gobernante han sido, sino los que hacen negocios con el Estado, generalmente sin membresía partidaria. ¡Hagan memoria y sonrían! Mucho se habla del compañerito que pasó de Invivienda a Evaristo Morales al tercer año del gobierno de su líder o partido; del dirigente que con astucia zorruna, prevaricación y tráfico de influencias se agenció su segunda vivienda frente al mar o en paradisíaca montaña, pero muy poco se habla, se dice o investiga, de los altos nombres que acumulan fortunas de miles de millones de pesos y son el sustento de su benefactor político, desde Lilís hasta ayer, como a las cinco. El tema es delicado porque la “conchupancia” familiar y las familiares colindancias, son aquí más sólidas que Baninter cuando era Baninter, y más rentables que vender limonada en el Sahara o Las dunas de Baní.

SERÁN AHORA O NO SERÁN. En un memorable son de la guerra fría, Carlos Puebla cantaba en defensa de los angolanos: “Estamos más que seguros/ de la razón del hermano/, lo que es bueno para el yanqui/ para los pueblos es malo”. En plan sonero andaba uno cuando se entera que la Asociación Dominicana de Administradora de Riesgos de Salud (ADARS) se opone a la normativa 206-2016 de la Sisalril, que permite a los titulares del régimen contributivo del Seguro Familiar de Salud (SFS) afiliar a sus abuelos, hijos mayores de edad, hermanos, tíos y sobrinos, “siempre y cuando se cubran sus costos y no estén inscritos en la Tesorería de la Seguridad Social”, y todo porque considera que atenta “contra el sostenimiento del sistema y las instituciones que lo conforman”. El hecho de que una medida como esta -(fruto de estudios que garantizan su sostenibilidad)- provoque tal reacción de las ARS, es la mayor evidencia de su bondad y de su conveniencia para las mayorías nacionales, en especial los envejecientes, y ahí llega mortal el son de don Carlos: “lo que es bueno para el yanqui…”.

PD: Las valientes decisiones que tiene pendiente el gobierno del PLD para hacer menos injusta y excluyente esta sociedad, serán ahora, -antes del 2018-, o no serán. Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: