El Bulevar de la Vida

La gran oportunidad

 

EL CASO ODEBRECHT Y LA ESPOSA DEL NARCO. Con ODEBRECHT/EMBRAER y los Estados Unidos ocurre como con la esposa despechada del aquel narcotraficante que, en venganza por los repetidos desplantes del marido alocado por culpa de su nueva novia veinteañera, decide colaborar con las autoridades antinarcóticas, lo cuenta todo… y lo hunde. A la muy señora no le importa la justicia y de alguna manera es cómplice de los delitos del marido, pero su testimonio -desde su “corazón partío” y su ego hecho pedazos- sirve a la causa. Durante los gobiernos del presidente Lula, Brasil llegó a ser una competencia real para EEUU, y especialmente para las empresas estadounidenses, llegando su empresa EMBRAER a conquistar gran parte del mercado mundial de los jets de mediano tamaño sobre la estadounidense Boeing, mientras ODEBRECHT ganaba licitaciones en el mismísimo mercado de Estados Unidos, ampliación de aeropuerto y puerto de Miami, por ejemplo.

UN POCO DE HISTORIA. Comencemos diciendo que lo que ha sido una estrategia político-comercial del Departamento de Estado de EE. UU. para afectar a su competencia político-empresarial latinoamericana, puede servir a los dominicanos para lograr lo nunca logrado, para actuar en lo que nunca se ha actuado en décadas de fallidos y allantosos intentos democráticos, y claro que hablo de corrupción y de impunidad. Cuando en los años ochenta, EEUU confirmó que los capitales del negocio del narco estaban llegando por miles de millones de dólares a los países latinoamericanos, decidió imponer en las legislaciones de nuestros bananeros países el concepto jurídico de “lavado de activos”, y qué bien. Hasta entonces, esa era una práctica socialmente aceptada en ciudades y pueblos del país. Como se sabe, a partir del fin de la guerra fría, los Estados Unidos se dedicaron con esmero de artesano medieval a crear SU sociedad civil. La política había dado paso a la economía, a lo empresarial. Ya no se trababa de ejércitos ni territorios sino de mercados. Así, cuando en 1994 Joaquín Balaguer -el delfín trujillista que ellos habían hecho Presidente en 1966- se convirtió en un obstáculo para sus intereses post guerra fría, entonces los místeres empoderaron a SU sociedad civil, abrazaron a la oposición (cual amante nueva, ay), y lo sacaron del poder, pero sólo entonces y no antes. (¡Y aplaudimos todos!)

CEGUERA POR GANAR SIEMPRE. Los cambios en la geopolítica mundial, y la corrupción y arrabalización institucional de la sociedad dominicana, están afectando los intereses de EEUU. Los gobiernos del PLD, -en la ceguera que provoca el ganar siempre- apostaron a la empresa brasileña EMBRAER (Tucano) sobre la BOEING gringa, y apostaron a ODEBRECHT y no a la “Bridge and Dine”, la famosa “brigandina” de Trujillo, por decir. Pero resulta que afrentas así contra un Imperio implacable como todos los imperios se pagan, claro que se pagan, y más aún si se cometen con torpeza inigualable, con insuperable chapucería e impunidad absoluta y celebrada. Decía Flaubert: “No le des armas al mundo contra ti, porque las utilizará”, y el mundo gringo las utilizó, las está utilizando y qué bueno.

DE HAMBRE  Y GANAS DE COMER. Este reunirse “el hambre con las ganas de comer”, este sabinero “querer dormir contigo y tú no querer dormir sola”, en fin, todo este tinglado en torno a las operaciones de ODEBRECHT en el país desde su llegada en 2001 hasta ayer, es una gran oportunidad para que, a partir de la feliz coincidencia entre los intereses político-empresariales estadounidenses y los intereses ético-institucionales de nuestro país, nos atrevamos a poner algún freno a este sentido de impunidad absoluta, a esta especie de “todo se vale” que se respira en la sociedad dominicana en general y en TODOS sus estratos, con mayor o menor disimulo, con menores o mayores buenas formas, oiga Ud. que uno es pendejo, con club y todo, pero sin excesos, y ahí están los hechos, los meteóricos ascensos sociales de unos, o las intocables exenciones y pactos convenientes de los otros.

“CENICIENTAS DE PORCELANA”. Entonces, siguiendo el debido proceso y respetando la presunción de inocencia de cada quien, tiene el gobierno, la clase política y los fácticos poderes eclesiásticos y empresariales del país, -esos que también y tan bien han “guisado” en el desorden ético de la nación-, tienen ellos, ya digo, la oportunidad de imponer cierto orden, “prigilio” y régimen de consecuencias en un pobre país que crece como China sí, pero, ay, se arrabaliza en sus calles como Biafra. En fin, “bien poco ha escrito en vuestros cuadernos la primavera… y llega el invierno. Piel de manzana, cenicienta de porcelana”.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: