El Bulevar de la Vida

“… hasta Dios lo ve!

LA TENTACION DEL ESPECTÁCULO. Como el resto de Occidente, los dominicanos vivimos en “la civilización del espectáculo”; esa que todo lo banaliza y relaja; desde el debate mediático de los problemas nacionales, hasta la política en general y las elecciones en particular. Hasta la Justicia se ha banalizado al punto de que ahora es reina la (IN) justicia mediática y los juicios se ganan ya en los platós de televisión y la cabinas de radio. Sin embargo, admitido todo lo anterior, en el caso de los sobornos de la constructora Odebrecht los dominicanos no tenemos porqué pasarnos de “cherchosos y faranduleros”.

EL DESMONTE. Es reconociendo nuestra vocación cherchera, que uno advirtió aquí el martes, que este caso es una gran oportunidad para comenzar a desmontar el entramado de corrupción que Trujillo creó; Balaguer y el PRD/M democratizaron, y, finalmente, el PLD amplió y perfeccionó. Pero la tentación de quedarnos en las ramas entre chismecitos y enemigos preferidos existe. Por eso nuestra advertencia al Ministerio Público. El Caso Odebrecht es una muestra, y es la expresión de una vieja cultura de financiación ilegal de nuestra clase política, que permite a cada partido, al llegar al gobierno, crear SUS ricos, y eso pasa desde Lilís hasta ayer, sólo que ahora es que hemos tocado el fondo, gracias a la justicia de Estados Unidos y Brasil. Y es que salvo tu olvido, “lo mucho hasta Dios lo ve”.

SE REINVENTA O MUERE. En lo que tiene que ver con IMPUNIDAD, poco nos queda por ver a los dominicanos, perdida ya la capacidad de asombro. Esa es la razón por la que la marcha del domingo es mucho más que una marcha, porque es también, y sobre todo, la indignada peregrinación -con mea culpa y cristiana contrición- de una ciudadanía que de algún modo ha sido partícipe directa o indirectamente, corresponsable minoritario por acción u omisión, de todo lo ocurrido aquí, desde los amores de Leonor de Ovando hasta ayer, como a las cinco. No olvidemos que del 70% de los dominicanos que votaron en las elecciones de mayo, el 97% lo hizo a los dos grandes bloques que encabezan el PLD y el PRM: o sea, la partidocracia reinante que, por cierto, tiene hasta el 2020 para reinventarse o morir. Pero, perdón que ese es otro tema.

“PERO EL CADÁVER, AY, SIGUIÓ MURIENDO…”. El caso Odebrecht es una gran oportunidad, no solo porque se trata de una investigación original de la justicia de Estados Unidos y la de Brasil, sino también porque esta vez no se trata de un solo nombre y un solo partido sino de toda una clase política que jugó al arte de lo posible “pero sin antes apostar a lo imposible”, y que desde 1966 o antes comenzó a montar su tinglao boronero, corrupto y clientelar. Y así se ganaron elecciones nacionales, provinciales, municipales, en blanco, rojo o morado durante todos estos años, “pero el cadáver, ay, siguió muriendo”.

“…HA NACIDO UN COMPROMISO…”
La marcha ha de servir para protestar por el ambiente de impunidad que en el país se respira cada vez más y desde hace medio siglo. Ella deber ser cívica protesta, mea culpa y cristiana contrición, ya dije, pero también deber ser compromiso. Al fin, las palabras que no sustentan los hechos se las lleva el viento, y entonces ellas son apenas poses de “verllover”, “resentido gadejo”, que matará el tiempo. Entonces, queda aquí el llamado: Vengan todos. “Entren tó”, y “que se abran todas las ventanas”, “que ahora es” “a paso de vencedores”. Vengan, ombe, que caben todos: héroes o charlatanes, proxenetas del desastre o profetas del delirio; rubias de armas tomar, ay, o morenas de caderas para vivir. Vengan formales o impresentables, difamados y difamadores, víctimas o sicarios, nuevos ricos o viejos pobres, pero vengan, para que se entere TODA la partidocracia reinante que, incluso, sus votantes de toda la vida, le están diciendo: ¡Basta!

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: