El Bulevar de la Vida

La DGII a prueba y la JCE como Muro de New Jersey

 

PRUEBA DE FUEGO.- El cierre de dos negocios en menos de un mes, uno propiedad de la familia del influyente senador peledeísta, Wilton Guerrero, y otro de los herederos del fenecido ex vicepresidente de la República, don Jacinto Peynado, por parte de la DGII, viene a sugerir la esperanza de que, en nuestro país, “quizás, muy posiblemente”, talvez se está iniciando una nueva era en el cobro de los impuestos, sin importar el rango social, empresarial, familiar o político de los afectados.

Según mis lagos, lagunas y fuentes, esta vez el Palacio Nacional resistió la embestida de llamadas y requerimientos varios de padrinos todos, y todos con la encomienda de convencer al jefe del Estado para que ordenara dejar sin efecto las medidas últimas y legales aplicadas por de la DGII, “pero la flecha ya estaba en el aire”, y esta vez, las cosas no marcharon.  Un buen periodista siempre duda, es cierto, pero nadie puede negar que, para el nuevo director de impuestos, Magín Díaz, ha sido un buen comienzo, y para el gobierno, una prueba de fuego a la que estaremos atentos para que la política ni el poder la apaguen.

 PARTIDOS EN PLAN AMET.- Cómo los conductores no respetaban las líneas amarillas que regulan el flujo de vehículos en calles y avenidas, los agentes de la AMET colocaron conos para evitar giros y cruces imprudentes. Pero, como los conductores les pasaban por encima a los conos, se decidió entonces, colocar los llamados muros de New Jersey, con el resultado de que, ahora tenemos una ciudad llena de conos y muros, y el caos prevalece.

Algo parecido al drama del tránsito, y la incapacidad de los AMET para regularlo ocurre con nuestros partidos políticos, incapaces de crear su propio padrón de militantes, de celebrar unas primarias sin hacerse trampas, e incluso en algunos casos, sin llamar la muerte. Entonces, cual AMET, ante tal incapacidad para autoregularse, los partidos tienen ahora su muro de New Jersey: la nueva Junta Central Electoral.

LA JCE COMO MADRE APOYADORA.- El drama del tránsito y los muros, es lo que da sustento al argumento de quienes proponen que, cual madre apoyadora, la JCE haga la tarea a sus hijos díscolos y mal criados. Una homework que consistiría en suministrarle el padrón nacional de votantes para que este sea utilizado en sus primarias, y que sea también ella la que defina las fechas y los modos del evento. Y todo, para disminuir las posibilidades de compra de votos, de trapisondas varias, de nepotismo sin lustro alguno, de trujillismo de alcantarillas, y los ya infaltables hechos de violencia que en ocasiones terminan en asesinatos siempre impunes.

Esto es lo que se quiere evitar en una actividad que debería ser una fiesta entre compañeros de partidos a los que reúne un ideario político, pero no. Entonces, si para celebrar sus primarias necesitan un padrón ajeno, si no son capaces de elegir sus candidatos o ejecutivos sin chanchullos de toda clase, sin dinero del narco y el lavado, e incluso sin personajes de ese mundo que ya participan directamente en los procesos, entonces, para qué sirve un partido. ¿A qué c… estamos jugando en esta democracia en gris y un poco puta? “¿Pa onde va el buey que si no ara?

“¿PA ONDE VA EL BUEY SI NO ARA?”. Después de 20 y tantos años de relajo ejecutivo y legislativo, de amagar y no dar, de conceptualizar para No aprobar una ley de Partidos, estamos ante la peor expresión de nuestros partidos políticos (por lo menos la más cínica), agravada por los egos -entre porteño y habanero- de gente que, cuando cae un rayo piensa que Dios desde el cielo quiere tomarle una foto; de insufribles señores que se creen inmortales porque Balaguer y Bosch lo fueron (hasta su muerte, claro), completado el escenario con unos personajes que, porque nacieron en tercera base, creen que batearon un triple y se aplauden a sí mismos. Por todo esto, el repetido consejo: Se renuevan o mueren, morirán, aunque sea de éxitos. ¡Quién hubiera imaginado a la JCE convertida en el muro de New Jersey de la “chueca, fañé y descangayada” democracia partidaria dominicana! A Castaños and frieds,  “Que Dios le inspire o que Dios le ampare”. Amén.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: