El Bulevar de la Vida

La prostitución mayor

«… quién pudiera a ti salvarte, avecilla trashumante, peregrina sin amor». B. Brens.

LA MÁS DAÑINA DE TODAS. – No está prohibida por las leyes y si lo estuviera, la costumbre, uso y abuso la hubiesen legalizado. Al fin y al cabo, cómo pretender que sea ilegal una práctica tan difundida y ejercida desde siempre por tantos casi todos y de tantas maneras. Aquí, procede una observación: De entre las modalidades de prostitución existentes, la menos importante y menos dañina a la sociedad es la prostitución de los cuerpos, el intercambio de sexo por dinero. Y es que, para hablar de prácticas de prostitución verdaderamente dañinas al resto de la sociedad, hay que dejar de ver el asunto desde la óptica sexual, o sea, del santo fornicio, para hablar de la prostitución mayor y más dañina: la señora corrupción y su amante más desvergonzada y promiscua (puta, quiero decir): La impunidad.

“COMO TUS CADERAS, AY’. – En plan Silvio Rodríguez, “tomando en cuenta lo implacable que debe ser la verdad”, uno quiere preguntar ¿qué sería de la política dominicana y gran parte de la vida empresarial sin la práctica inmoral por excelencia, la prostitución mayor y más dañina, la señora corrupción? ¿Es posible describir el pecado original y la originaria acumulación económica en nuestra historia político empresarial -desde Lilís hasta ayer, sin dejar de mencionar a don Buenaventura, al perínclito y su delfín más ilustrado-, sin que se aparezca de alguna manera nuestra prostitución más celebrada y apoyada, la corrupción? Difícil, por no decir imposible. Sólo que el cinismo y descaro humanos son -como tus caderas, ay- inconmensurables.

EL COMIENZO.- De todos modos, si la prostitución mayor, -la corrupción-, no sólo es inmoral sino también ilegal y supuestamente perseguida, se trataría entonces de aplicar normas legales y controles sociales los ciudadanos que la practiquen. Pero esa aplicación debería comenzar por los corruptos más poderosos, a quienes no falta un pan y le sobra descaro, exhibicionismo y chulería. Corruptos hay que lo son para ofrecer un techo a su familia, -lo que no los justifica ni les quita el calificativo de corruptos-, pero más corrupto, anti cristo, mefistofélico y “lucifer senior” es aquel que se corrompe él y corrompe a los demás para obtener bienes que no necesita ya, salvo para exhibirlos, echar vainas y “guararés” a los vecinos, y robar a alguna novia. Al fin, cómo compite el poder de un verso contra el inicial de un apartamento.

NO OMBE, NO. NSP. – Finalmente, y visto lo raudo y veloz que el Ministerio Público se ha movilizado en Higüey para “limpiar” algunas calles del pueblo de la cosa “terrible” que significa que una mini-empresaria sexual negocie con sus clientes las condiciones y precios de sus servicios para, posteriormente, satisfacerles de «caricias de emergencia» en algún hotel barato, uno espera recibir muy pronto la nota de prensa en la que se informe que ese ministerio y sus fuerzas auxiliares se le “tiraron” a los inmorales corruptos que la auditoria visual señala, justo y como han hecho con las damas empresarias del santo fornicio y sus altares allá en Higüey. No ombe, no, NSP. No es posible que un Ministerio Público pueda ser tan ágil y eficiente a la hora de apresar -injustamente- a quien ejerce un lícito negocio con su cuerpo, y, al mismo tiempo, tan inmensamente torpe a la hora de apresar, someter, -y elaborar expedientes que permitan lograr una condena de un juez-, contra quienes practican la mayor prostitución, la que sí es ilegal y condenan las leyes: la corrupción.

PD. Por viernes, que golpee don Agustín Lara en la B-15: “Si cada noche tuya es una aurora, si cada nueva lágrima es un sol, por qué te hizo el destino pecadora, si no sabes vender el corazón”.

 

 

 

 

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: