El Bulevar de la Vida

Decálogo para precandidatos demorados

COMO EN EL TANGO. – Uno se lo ha advertido mil veces, pero ni caso. Ellos se reúnen, conversan, lo escuchan, pero como en el tango de Basterra: nada, nada más que tristeza y quietud. Nadie que me diga si vives aún…”.Mientras siguevivo y aplaudido el PLD, pero ya no como el partido del que hablan sus estatutos o sus folletitos de círculo de estudio, sino como eficiente maquinaria electoral, que de aquel PLD, para seguir en el tango: “nada, nada queda de la casa natal, solo telarañas que teje el yuyal”.

“ADVIRTIENDO LA ADVERTENCIA TAN ADVERTIDA”.- Uno insiste, pasa por Palacio con cualquier pretexto para poner el tema, va a una charla a Funglode y se queda un rato para lo mismo: «para advertir a los señores la advertencia mil veces advertida”: O el PLD se reinventa, se abraza al Informe Attali, aplica la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo, modifica la Ley de Seguridad Social (que para eso controla el Congreso y las Cortes) o serán las circunstancias las que se inventarán un candidato (sacado de bajo de la chistera de una Embajada, de un programa de TV, o la villa de algún príncipe del capital) para sacarlos del poder.

 LOS ESCENARIOS HABLAN. – El escenario político latinoamericano donde, por ejemplo, en Brasil un grupo de legisladores corruptos sacaron del poder a una presidenta éticamente intachable; y en las bananeras patrias como las de América Central y el Caribe se quitan y deponen presidentes con la facilidad con que uno marca El Rey, de José Alfredo en la B-69 de la vellonera, con un impredecible presidente Trump, y un Departamento de Estado estadounidense en plan Marcel Proust, “En busca del tiempo perdido”, mientras China no deja de ampliar sus relaciones económicas que, como se sabe, son las que definen todo lo demás; un escenario así, ya digo, debería decirles algo a los señores del PLD, comenzando por Medina y Fernández y completando con la Cedeño, que son los tres que, sin llamarse Pedro, han sabido echar al PLD en el pozo mágico de las victorias electorales, con sus tres frentes donde hay para todos los gustos. Pero pasan los meses, y los aspirantes a la candidatura presidencial morada (con la excepción de Domínguez Brito) no se deciden a lanzar sus proyectos y, de paso, a responder la pregunta del millón: ¿Para qué, por qué y amparado en cuáles calidades, ideología, visión de país y sobre todo buenos servicios prestados, aspira usted a ser el candidato presidencial de su partido?

 COMUNICACIÓN POLÍTICA PARA BACHILLERES. – Entonces, como un desinteresado aporte, aquí les dejo este Decálogode buenos consejos a Francisco, que está en la cosa, y también a Carlos, Temo, Andrés, Reynaldo, Gonzalo, José Ramón y Javier, para que dejen atrás el Rubión y crucen ya El Jordán, o por lo menos el Río Baní. Veamos:

1.-Jamás confunda sus opiniones con los hechos.

2.-De ser necesario, “échele un cubo” a la Gallup, pero mande a hacer una encuesta sobre su nivel de aceptación, porque no va para ningún lado, “quien no sabe donde está”.

3.-Las redes sociales son útiles, pero no bastan. Son necesarias, pero, insuficientes. Aun en tiempos digitales, nada como un abrazo y un “cómo está usted, compañero”.

4.-El principal mercado electoral no son las clases medias, aunque por su sonoridad mediática lo parezcan. Báñese de pueblo o el pueblo lo bañará de olvido.

5.-Pelee en un solo frente a la vez. Apunte bien. Y no confunda los toros como la oposición en 2016.

6.-Sea humilde, modere su ego. El fenómeno “Leonel 1996” fue el fruto de un excepcional momento de nuestra historia política.

7.Aprenda a leer las señales que las encuestas envían. Por ejemplo, el tema de la corrupción, por primera vez está en el Top Five de los problemas nacionales, y el mayor partido ya no es el PLD sino el Partido de “Ninguno”.

8.-Conecte con la juventud, las mujeres, con la “aristocracia del barrio”, y apóyese en unas redes sociales creativas, inteligentes y de respuesta ágil.

9.-Sea digno pero conciliador. Usted no pretende ganar un Reality Show de deslenguados, sino gobernar el país, y para lograrlo tiene que convencer a los pobres de que, en un gobierno suyo dejarán de serlo; y a los ricos, justo de lo contrario: que en su gobierno seguirán siéndolo. ¡Vaya vaina!

10.-Finalmente: (Y este consejo no debe ser leído en INDOTEL en estos días) Evite pelearse con gente que compra cámaras de TV por “vaisa”, papel y tinta al por mayor y, aún en agosto, viste de sotana. No sé si me explico. Buena suerte.

 

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Excelente artículo don Pablo.
    Leerle sus acertados comentarios es una lectura obligada cada martes y viernes.
    Ojalá y todo aquel que aspire a un cargo electivo pueda poner en práctica este decálogo que usted enumera aquí.
    Bendiciones para usted y los suyos.
    Mañana lo estaré esperando en McKinney.

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: