El Bulevar de la Vida

Generalísimo Máximo Gómez Báez

El pasado lunes 18, la América toda conmemoró el natalicio del más internacionalista de los militares, desprendido y desinteresado héroe latinoamericano, el banilejo, generalísimo y cubano, Máximo Gómez Báez.

Considerado el más exitoso jefe militar de la historia, el nombre de Napoleón de las Guerrillas no le hace justicia, pues aún en los más desiguales enfrentamientos, nunca perdió una batalla. Sólo sucumbió ante el dolor el día en que le tocó enterrar a su hijo Panchito.

Sus tácticas y estratagemas son estudiadas en todas las academias militares del mundo.

De él dijo Martí, que era “grande en la guerra y digno en la paz”

Ese Martí que le hizo a Gómez, la única promesa que en el otoño de su vida alguien le cumpliría, cuando viajó a Montecristi a procurar sus esfuerzos para la liberación de Cuba y allí, le confesó: Mi general, “yo no tengo más remuneración para ofrecerle que el placer del sacrificio y la ingratitud probable de los hombres».

Y así fue.

Sólo que, ni resquemores malsanos ni miserias humanas, han podido evitar que hoy, se inconcebible contar la historia americana sin mencionar con reverencia militar y agradecimiento inmenso, el nombre del hijo de América y Baní, general invicto y generalísimo, Máximo Gómez Báez. ¡Algo parecido a eso debe ser la gloria!

Lunes 25, noviembre 2019. 

 

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: