El Bulevar de la Vida

David en su encrucijada

images

Como, según el apostol Martí, toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, así cabe la primera entrega de la encuesta Mark-SIN en un titular: «EL 46% DE LOS ENCUESTADOS APOYA QUE DAVID COLLADO SEA CANDIDATO A LA PRESIDENCIA”. Un titular que además trajo ñapa: Solo David, Luis y Margarita obtuvieron una favorabilidad positiva neta entre nuestra fauna política, lo que vino a colocar números a lo que hace mil años uno había pronosticado: David y Margarita serán fundamentales en las próximas elecciones, y ya me explico:

Con un candidato que, según esta encuesta, tiene una popularidad (favorabilidad neta de -15) mucho menor que la de su partido PLD (-2), el cual, a la vez aparece por debajo de su adversario el PRM (+19); más un 63% de “independientes” y un 10% de “indecisos”, todo indica que en el partido morado ha llegado la hora urgente de buscar alternativas que disminuyan los efectos negativos -mil veces advertidos- de su reciente división. Esa alternativa se llama David Collado, que podría ser el candidato vicepresidencial de Gonzalo, pero sobre todo y “¿posiblemente?” podría ser candidato presidencial por cualquier partido “posible”. Ya candidato, David tendría ante sí el mismo trabajo que tiene hoy Leonel, pero con distinta meta. Y es que, para estas elecciones, lo de LFP no es ganar sino evitar el triunfo del PLD, lo que, de ocurrir, decretaría la muerte neonatal de los nuevos verdes. Por su parte, lo de Collado tampoco sería ganar (salvo que ocurra un milagro, que para eso existe Tatica), sino disminuir las posibilidades de que lo haga Luis Abinader en una primera vuelta. Pero resulta que David está concluyendo una gestión municipal bien valorada por los ciudadanos, y hace tiempo pertenece al TOP FIVE de los presidenciables del país, por lo que para él “el cielo (político) es el límite”. Además, cuando no se ha llegado a los 50, cuatro años son apenas un segundo.

El alcalde del Santo Domingo de todas las primacías americanas no tiene ninguna necesidad de inmolarse políticamente. Su posible candidatura de emergencia representaría una innecesaria traición sin argumentos ni justificación a su propio partido y en el peor momento, por lo que estaría presentando su peor cara a un electorado que, como ha ocurrido con Margarita Cedeño, ha valorado y reconocido en marchas, encuestas y redes sociales, sus aportes y su ejemplo de servidor público humilde, eficiente y especialmente transparente. Ha ahí la disyuntiva de David. A ver qué dice Goliat.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: