El Bulevar de la Vida

Welcome gringo

a46c50c365619f90f88c315279416dca

El pasado 15 de noviembre uno escribía aquí que, al paso que iban las cosas, los dominicanos corríamos el riesgo de pasar del heroico “Yanqui go Home”, al realista, aplatanado y sin remedio… “Yanqui Welcome”.

Lo primero fue la llamada del secretario de Estado Pompeo. Luego se anunciaría el financiamiento a la observación electoral de Participación Ciudadana (PC) que tradicionalmente se hace, pero a nivel de elecciones generales.

Precisamente, el informe final de esa observación de PC a las primarias del PLD fue de gran utilidad a la hora de conceptualizar sobre las irregularidades ocurridas en todo el proceso.

Hablo de unas irregularidades “totalmente regulares” en las elecciones dominicanas, siempre a favor de los candidatos del partido que administre el Estado vía Poder Ejecutivo, oiga usted, que el cinismo y la desmemoria deberían tener sus límites.

El fracaso de Leonel Fernández en las primarias peledeístas no fue perder, sino -posiblemente-, el no haber ganado mucho a poco que es como en un país de famélica institucionalidad y marrullera cultura política se le gana a un partido gobernante.

De eso saben mucho los reformistas y los perredeístas, pero muy especialmente conocen los peledeístas que han administrado el Estado 20 de los últimos 24 años, incluidos los que acaban de renunciar y que, en un momento “de suprema lucidez y alumbramiento ético intelectual”, justo ahora, no antes, descubrieron, ya dije, “las regulares irregularidades” electorales de su partido.

Todo esto es parte de los efectos negativos que para todos los peledeístas -morados o verdes- ha tenido la división de su partido. Efectos negativos que, a la vez, son sumamente positivos para la democracia en pañales que tenemos en el patio nacional.

El PLD y el nuevo partido de Leonel Fernández, LFP, guardan cadáveres comunes debajo de viejas alfombras, “cuatro tibias y diez calaveras” que irán apareciendo, ay, que donde las dan las toman.

Es en este contexto que la Embajada (todo el mundo sabe cuál es) decidió en noviembre, previa conversación con el jefe de Estado y el presidente del Tribunal Constitucional, “ser un ente de supervisión en las elecciones”, lo que significa que ya no solo las observará indirectamente con los ojos prestados de Participación Ciudadana, financiada vía USAID, sino que, además, las supervisará directamente. Y si algo faltaba, Yanessi Espinal nos recuerda hoy en El Caribe que, del 29 de octubre del 2019 al 18 de enero del 2020, tres altos funcionarios de los Estados Unidos han visitado al presidente Danilo Medina. ¡Toma ya!

De los polvos del amor quedan salvadores recuerdos y algún poema, ay, pero de estos otros polvos de la política, ya ven, apenas  llegan lodos, vergüenzas, pavores.

Han sido tantos los excesos y por tanto tiempo; tanto hemos llamado al diablo que este, al fin ha llegado y, además, aplaudido como si fuera el glorioso equipo de los Tigres del Licey.

Tanto hemos abusado de esas cosas que llamamos democracia, patria o soberanía, que ya ven, hemos pasado sin rubor del Yankee go home al Yankee welcome. ¿Do you know?

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: