El Bulevar de la Vida

¡… y La Embajada, la Iglesia y las familias mirando!

2012-02-15_img_2012-02-08_01.31.14__6723036

El problema no fue la renuncia sino el momentum que, de tan trágico, condujo hasta aquel bolero de Vitín Avilés, tan lleno de preguntas: “¿Por qué ahora”, «¿por qué esperaste tanto tiempo para irte? Pudiste hacerlo más humano y despedirte más temprano…”

En lo de la renuncia de Hugo Beras a la candidatura a la alcaldía del D.N. por el PRD todas son preguntas. Y es que, cómo explicar la retirada de una candidatura donde el único triunfo posible era participar y darse a conocer, y justo y cuando no existía ya la posibilidad de que fuera sustituido en la campaña y ni siquiera en la boleta.

De todas las respuestas posibles, la más fácil sería aceptar que se trató de una traición de Hugo Beras a su líder y amigo, Miguel Vargas, pero como el joven chino del comercial de la Liga Española, “no, esto no puede ser nada más que futbol, esto tiene que ser otra cosa”. Precisamente, cuando andaba revisando notas para escribir este Bulevar, me he encontrado con una reciente foto en la que, en un matutino, el vocero más autorizado del Presidente, José Ramón Peralta, muestra una encuesta sobre preferencias electorales que es encabezada por Luis Abinader, coloca a Gonzalo Castillo en un segundo lugar ¿?, y a Leonel Fernández en un tercero, pero que, al no llegar Abinader el 50 + 1, decreta una segunda vuelta, lo que sería trágico para el PLD, conocida ya la alianza Fuerza del Pueblo -PRM para esa segunda vuelta. Si algo faltaba, en las redes uno se encuentra con gente brillante y cercana al proyecto del presidente Medina que, en un extraño ejercicio de sinceridad política, entre tuits, buscan la manera de alejarse de la candidatura de Domingo Contreras y acercarse (con inteligencia y extremado disimulo) a la de Carolina Mejía Gómez. ¿?

¡Vaya cambalache sin Discépolo el que ha provocado la división del PLD!

Ahora resulta que, danilistas y leonelistas están convencidos de que todo será válido en estas elecciones (como casi siempre ha sido), pero no necesariamente para ellos ganar, sino más exactamente para evitar el triunfo del otro, y es ahí donde han aparecido las negociaciones públicas o secretas de unos y de otros con el equipo de Luis Abinader, a quien las ambiciones sin fondo ni límite de los morados le están ofreciendo la oportunidad de su vida. ¡Y la Embajada, la Iglesia y las familias mirando!

 

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: