El Bulevar de la Vida

Old Warning Old

maxresdefault

Consumados los hechos, y casi consumidos por ellos los dos PLD -en morado danilista o verde leonelista-, a esa organización llega este domingo la hora definitiva de los hornos, hora inevitable de una nostalgia que no remite al tango de Cadicamo en voz de Dyango, sino a la nostalgia política de lo que pudo ser, seguir siendo y no fue, porque, como en el libro de Ryan Holiday, “El ego es el enemigo”.

En julio 2017 uno advertía aquí lo que el pasado seis de octubre comenzó a ser una realidad, y los resultados de las elecciones municipales del próximo domingo podrían confirmar. Más que unas elecciones, las de este domingo y las de mayo, podrían ser “los funerales de mama granda” demorada ella, cansada ya de tanto ganar siempre. Para entonces, era julio de 2017, y para que por consejos no quedara, advirtiendo la tragedia uno escribió:

 “Sí Leonel quiere volver y Danilo quiere seguir, Concho Primo va a llegar. (…)

El asunto es que el PLD no para de hacerse daño, al borde de una división que las mieles del poder evitan, llegando al exceso de ser ya -también- el líder de su propia oposición, y a las declaraciones de los termocefálicos voceros de cada grupo me remito. (…)

Entonces, metido ya en el tema, digo aquí a quien corresponda, “para su conocimiento y fines de lugar”, que si el que está insiste en seguir y el que estuvo quiere volver, el PLD va a llegar, pero no al poder, donde ya está, sino a la oposición que, como la vejez es costosa, dolorosa y dura mucho.

Leonel y Danilo tienen la llave, pero no la del corazón sino la del triunfo o el fracaso, la del salir o del continuar en el gobierno, pues cada uno tiene el poder de evitar el triunfo del otro.

Uno, con una huelga de brazos y fondos caídos, por ejemplo; y el otro, con aceptar una candidatura de esa derechona tan agradecida, por decir.

Precisamente por eso, repartiendo boches entre sus deslenguados de oficio y francotiradores del odio, Danilo y Leonel deben ser los garantes de unas primarias donde los peledeístas elijan democráticamente a su candidato presidencial”.

Visto el escenario y sus proyecciones, digamos que un proyecto político comienza a morirse el día en que, de tanto ganar siempre, empieza a creerse sus propias mentiras.

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: