El Bulevar de la Vida

Ochenta y siete mil votos y un coronavirus

5530085

            El coronavirus Covid-19 ha venido a transformarlo todo y a decretar de mal modo el inicio del fin del obsoleto orden mundial que surgió de la segunda gran guerra.

            En un ambiente como este, no es prudente dedicar tiempo ni espacio a la política nacional y sus querellas. En medio de esta suma fatal de todos los temores, a quién le importa ya saber si para las elecciones presidenciales de mayo logrará el PFP de Leonel Fernández mantener a su lado al porcentaje de votantes que le convierte en el decisivo partido bisagra de las próximas elecciones.

            A quién pueden importarle estas querellas, si gracias a un reciente artículo de Juan Luis Cebrián en El País ya sabemos que en el pasado mes de septiembre un informe de la ONU y del Banco Mundial advirtió a sus países miembros del peligro de una pandemia “que, además de cercenar vidas humanas, destruiría las economías y provocaría un caos social”.

            Con estas predicciones tan bien documentadas, una Europa perdida en el pasado; frente a un modelo chino que, igual que ocurrió con las crisis económica de 2008, ha vuelto a demostrar en esta crisis su capacidad para resolver los grandes desafíos que al mundo le van llegando, ante tal escenario, ya digo, de poco sirve mostrar el dato electoral determinante para los resultados de las próximas elecciones, aunque podríamos intentarlo.

            En nuestra fauna político-electoral, a pesar del Covid-19 cada quien canta sus logros y minimiza sus fracasos. El PRM destaca su triunfo en el 52% de las alcaldías y su victoria en la mayoría de los grandes municipios. Mientras el PLD, -encajado el duro golpe- viaja hasta los resultados en los directorios municipales,  y minimiza su descenso del trono como partido más votado durante los últimos 16 años. Sin embargo, los resultados más determinantes son los que remiten a las votaciones a nivel general. Hablo de que el PRM obtuvo el 43% de los votos emitidos (1,503, 076), frente a un 40% del PLD, 1,415 860, para una ventaja porcentual de 3%, y 87,216 votos.

            En esos 87 mil 216 votantes, en la capacidad del PRM para mantenerlos o del PLD para conquistarlos está el nombre del próximo presidente del país. Pero claro, con este reinado global de la incertidumbre en un mundo tan oscuro y borrachito de temores, a quién carajos le importa ya Gonzalo Castillo o Luis Abinader.

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: