El Bulevar de la Vida

Independiente de quién

Mucho se habla en estos días sobre la selección de los nuevos miembros de la JCE y demás altas cortes. Los debates giran en torno a la exigencia de que quienes ocupen esos puestos sean independientes, ¿? lo que trae a mi recuerdo la anécdota del amigo del asistente presidencial del Dr. Balaguer, Bello Andino. 

Cuentan que don Bello informó una primera vez al Doctor: “Presidente ahí está Juancito Pérez Vidal, Tito, que quiere verlo”. A los pocos minutos, Bello insistió y el mandatario asintió y  no dijo nada más. Ya, en la cuarta ocasión, el asistente quiso ser más convincente: “Presidente, recuerde que ahí está Pérez Vidal, él dice que urgente”. Fue entonces cuando, perdida la paciencia, el oráculo de Navarrete gritó a su asistente. “Si, Bello. Es urgente, pero ¿urgente para quién, Bello? ¿Urgente para quién?  

Cómo el Doctor Balaguer, uno pregunta al soberano lector: Independiente, sí, pero ¿independiente de quién, Bello, independiente de quién? Y es que, no es posible vivir en esta sociedad de colindancias, lograr cierta nombradía social y ser al mismo tiempo químicamente puro, independiente e imparcial. Si comunicar ya es existir, existir ya es opinar, tomar partido incluso cuando no se toma partido.  Desde los griegos que lo sabían todo, se sabe que el silencio puede ser más elocuente que la palabra.

Independiente no, pero digno sí, y decoroso, bien formado, con una limpia hoja de servicio social y profesional, y un alto sentido del honor y el autorespeto; y digo más: Si Negro Beras, de historial socialista; Virgilio Bello Rosa, perredeísta en blanco o en azul; Bidó Medina, morado hasta siempre; o Eduardo Estrella balaguerista antes de nacer; aceptaran ser miembros de cualquier alta corte, estoy seguro de que harían un excelente trabajo, y no por independientes que no lo son, sino por dignos y no porque lo diga yo, sino porque lo muestra y demuestra su vida. 

Por más discursos que Ud. pronuncié, al final, sólo sus hechos hablarán por Ud.. 

En esto de las cortes, ¿quién conviene más a los intereses del país? Un militante/amigo/relacionado de un partido político, un directivo de una fundación financiada por grupos económicos para defender sus intereses en primera o última instancia, o los ejecutivos de ONGs que dependen de los fondos que envían otros países a través de su correspondiente USAID y sus proyectos, ¿quién conviene más al país?  ¿Quién? (“¿Y ahora quién, si no soy yo?”). ¡Ay!

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: