El Bulevar de la Vida

Biden en USA y Ligia en el CONEP

Herido de muerte el sueño americano, el Big Brother gringo -recién llegado al tercer mundo- corre confundido hacia una pesadilla de autoritarismo y desconfianza hacia la democracia, que le ha regresado a las luchas civiles de los años sesentas. 

Claro que Mr. Biden ganó y es ya el presidente electo, pero la fiebre no está en las sábanas y menos en el termómetro. 

Donald Trump fue tan solo una expresión vulgar y mediocre de la indignación de ciudadanos locales, derrotados por el triunfo de lo global; y todo por culpa de un establishment que no entendió el precio de vencer, y no tomó los correctivos de lugar para que el pago no fuera demasiado alto, como el que aquí en el país, acaba de pagar el PLD, .

Hasta ayer, Estados Unidos fue para muchos países el modelo a seguir, por la calidad de su democracia y la fortaleza de sus instituciones.  Hoy, la patria de Lincoln,  no puede aspirar a ser grande otra vez…porque lo sigue siguiendo, pero deberá esforzarse para volver a ser para sí mismo y para el mundo, la democracia ejemplar que fue. 

Y, así, mientras en Estados Unidos los expertos pronostican el pasado, y el mundo se pregunta, cómo pudo un señor con las características morales de Trump, rozar el borde de la  destrucción de la potencia mundial que venció a Hitler, uno recorre su isla pasada por agua lluvia (y salvo el oasis de unos ojos imposibles con vocación de luna) no encuentra razón alguna para el optimismo. Perdón, por la nostalgia. 

La división de la sociedad dominicana es de tal magnitud, que ya ni siquiera los príncipes del capital se ponen de acuerdo para elegir al presidente de su sindicato, el CONEP. 

Por suerte, Ligia Bonetti ha demostrado poseer liderazgo, inteligencia, moderación y sentido de patria, para ser presidente de la institución y, de paso, sintonizarla con los tiempos de participación y avance de la mujer en todo el mundo;además, el actual presidente, Pedro Brache, aspira a un tercer mandato, y gracias a Leonel Fernández y sus ingenieros constitucionalistas de 2011, y a Danilo Medina y sus  constitucionalistas empresarios de 2015 y 2019,  sabemos los dominicanos que si segundas partes pueden ser buenas, las terceras partes son siempre funestas. ¡Zafa! 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor general y conductor del programa McKINNEY: La Entrevista. Sábados 11:00 p.m. para Color Visión. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809-321-8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: