El Bulevar de la Vida

El Covid y la Patria

A los dominicanos ya no nos quedan inocentes ni entre las virtuosas, y menos en la clase política. Aquí no hay más inocentes que la Patria, pero ya ven Uds. cómo, y con cuánta irresponsabilidad ciudadana, excesos policiales y/o mezquindades políticas, entre todos la estamos matando de coronavirus, pobreza o desesperanza.

El coronavirus avanza con su manto de muerte, y el planeta entero es una sola incertidumbre. Japón detecta una nueva cepa del bicho distinta a las que han aparecido en Reino Unido y Sudáfrica, y lo peor, más infecciosa.  

Las malas nuevas no paran de llegar de Asía, África o Europa, mientras en el país mas de uno percibe cierta sensación de hartazgo ciudadano con síntomas de rebelión social de vocación suicida y sobre todo homicida, pues se está haciendo práctica común que los jóvenes y otros no tan jóvenes, irrespetando medidas de precaución, salgan a “bonchar”  en plan “juntadera full”, para luego  regresar al hogar y contagiar a unos padres y a veces hasta a unos abuelos para quienes el contagio puede significar la muerte.

Entre tanto, vemos en las redes cómo la Policía Nacional luce superada por la crisis, incapaz de actuar con respeto pero con firmeza. Hablo de imponer orden sin atropellar ni irrespetar pero a la vez, sin  permitirle a ningún ciudadano, incluido un Coronel militar, que le atropelle o irrespete.

En ese sentido, la Policía anda como el programa que conduce  Michael Miguel, De Extremo a Extremo, pasando de abusar a ser abusada, lo que es fácil confirmar con solo revisar las redes sociales e incluso los diarios tradicionales. Abusos policiales contra ciudadanos, y excesos ciudadanos contra la policía, que en ocasiones incluyen hasta recibir a las patrullas policiales a tiros y pedradas.

Si a esto le sumamos la mezquindad de una clase política incapaz de entender que la lucha por el poder debe tener como límite los intereses de la nación, entonces esto es «mucho con demasiado» y es lo que explica parcialmente el  “acumulo” de indignación y hartazgo.

Y no hay inocentes.

El PRM mientras era oposición tuvo un discurso sobre el manejo del coronavirus, el estado de emergencia y el toque de queda, del cual,  ahora gobierno, reniega, (cosas de guitarra y violín). Mientras la oposición, encabezada por el PLD en su versión morada, “no deja pasar una” para criticar los planes, decisiones y ejecuciones de las nuevas autoridades de salud. He ahí la Dominican Real Politik y sus miserias presentando sus peores credenciales al país.

En todo esto, no hay inocentes, salvo la Patria, ya dije, y ya ven Ustedes con cuánta irresponsabilidad ciudadana, excesos policiales y/o mezquindades políticas, la estamos matando de coronavirus, pobreza o desesperanza.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: