Opinión

Autoridad de la ignorancia

Con la autori­dad que da la ignorancia, surgen ini­ciativas con­gresuales que hieren la con­ciencia nacional.

Intentar bajar del Pan­teón de la Patria a Eugenio María de Hostos al cuadri­látero del “campeón de la bolita del mundo” es una aberración mayúscula.

Desde lo alto, el Ciuda­dano de América y padre de la educación dominica­na, sonreiría lamentando que le faltaron siglos para completar su obra.

Hostos, antillanista y precursor de la sociolo­gía en América, optó por una pedagogía afincada en la ciencia y la moral, des­echando el escolasticismo lo que le generó fuertes en­frentamientos con la igle­sia y la persecución de su pensamiento e intentos de borrar su legado.

El parque frente al her­moso malecón de Santo Domingo, de 19 mil 568 metros cuadrados, inaugu­rado en 1937 con el nom­bre de Ramfis, honra a Hostos desde la caída de la dictadura, muchos años antes de las hazañas “pan­cráticas” de Jack Veneno en la plaza.

La iniciativa de sustitu­ción ofende, aunque re­alza más el esfuerzo de Hostos por fundamentar la educación en el conoci­miento y la moral, y afecta a un buen hombre que nos divirtió a todos con el es­pectáculo de la lucha libra. Sobrevienen las compara­ciones y caen, innecesaria­mente, sobre el recién fe­necido Rafael Sánchez las peores adjetivaciones co­mo si él fuera culpable de torpezas legislativas.

Los legisladores pueden honrar a Sánchez en cual­quier lugar, como en la Vi­lla Francisca de sus años mozos, colocando su nom­bre a una calle o plazoleta. No se comporten, honora­bles, como los rudos de las “cuadras” contrarias a los técnicos que lideró el hijo de Tatica y le provoquen que pierda el “invicto” en el cariño de los dominica­nos.

En el caso en que torpe­mente se enfrenta al exal­calde y productor de radio y televisión, Rafael Cor­porán de los Santos con Charles Summer, anties­clavista e influyente sena­dor norteamericano, pre­sidente de la comisión de exteriores en 1870 que impidió a los presiden­tes Báez y Grant anexar la República, parecería una maldad al “viejo Corpo”.

La Isla de Santo Domin­go “jamás podrá convertir­se en posesión de Estados Unidos. Ustedes pueden conquistarla por la fuerza de las armas o de la diplo­macia; pero esta intromi­sión forzada no perdura­ría”, advirtió Summer en un famoso discurso.

Es monumental igno­rancia en los dos casos (de Corporán y Jack Veneno), o una inexplicada manera de impedir que honremos a esas dos figuras apreciadas por el pueblo dominicano.

El hecho de que la emi­sora Radio Popular, pro­piedad de Corporán fuera instalada en un edificio de la calle Charles Summer, del sector Los Prados, no obliga a honrar al radiodi­fusor con el nombre de esa vía. La emisora “nació” en la avenida John Kennedy.

El “viejo Corpo” es hom­bre de los barrios popula­res de la capital y no se­ría difícil encontrar vías o plazas para reconocerle. Cientos de calles y aveni­das llevan por nombre le­tras, números o títulos como “proyecto”, “reco­do”, etc. (Algunas deno­minaciones me parecen absurdas y que “recono­cen” las obras construidas en los gobiernos de Bala­guer como “Teatro Nacio­nal”, “Presa de Bao”. Mu­chas deshonran y ofenden la memoria histórica al re­cordar figuras del trujilla­je, falla imperdonable de los gobiernos “liberales” de las últimas décadas. ¿A qué le temerán?).

Los legisladores deben tener más cuidado y evi­tar conflictos innecesarios entre figuras históricas y otras del aprecio y recono­cimiento ciudadano.

Peligroso confrontar emoción y racionalidad. La inadvertencia o ignorancia legislativa nos distrae de temas como los esbozados por el presidente Abinader en la cumbre Iberoameri­cana y que podrían generar tensiones en la sociedad y definir el rumbo del gobier­no y del país.

Ah, salgan ya del Defen­sor del Pueblo.

Fuente: Listín Diario.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Un comentario

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: