El Bulevar de la VidaNoticias destacadas

Consejos del Martín Fierro al Presidente Abinader

En 1973, la división del PRD hi­zo posible el triunfo Balaguer en 1974.

Por la división del partido blanco retornó el orá­culo de Navarrete al Palacio en 1986.

En 1990, por lo mismo pudo el muy señor robar­le las elecciones al PLD.

En 2016, la división del PRD mantuvo al PLD en el gobierno, y para 2020 se re­pitió la historia pero en versión morada: Porque el PLD se dividió, pudo el PRM echarlo del poder.

La gran enseñanza de todo esto es solo una: Sin unidad no hay victoria.

Ahora que grupos en conflicto en el go­bierno del PRM, con sus medios y sus redes sociales se tiran a matar, y al hacerlo dañan la imagen del gobierno; justo ahora, algo tendrá que hacer el presidente Luis Abinader.

La unificación de criterios de aquel sábado en Cancillería fue correcta y acertada, pero co­mo la canción de Franco de Vita, “No basta, no basta”.

Si el jefe del Estado y líder de su partido no logra frenar las campañas de despresti­gio entre sus funcionarios, la gran víctima de estas mezquindades por docenas será SU gobierno, Presidente.

En el mundo mediático de hoy, tan des­creído y tan cerca del cinismo el ciudadano, poco importan los hechos, la “realidad real y verdadera” porque todo se trata ya de percep­ción, de crear estados de opinión mediante implacables luchas de relatos re­pletos de medias verdades y calumnias en­teras contra los adversarios, incluidos los del propio partido.

Me lo dijo Francisco Umbral en los Madriles pensando en la política españo­la de entonces, sin sospechar que 25 años después la frase encajaría con una actua­lidad de espanto en la realidad domini­cana: “La política es turbia y heroica por tradición, pero es que no estamos ya en la política, sino en el gansterismo virtual, el todos contra todos.”

Si como a José Alfredo Jiménez en sus querellas de amor, al PRM “nada le han enseñado los años,  siempre caigo en los mismos errores”, ¡ay!, si nada ha aprendido de la vo­cación fratricida de su Alma Mater político, (el PRD), ni de lo ocurrido a los dos PLD, (uno de los cuales decidió matarse con tal de que el otro comenzara a morirse); si así son las cosas, entonces, más le vale al hijo del Dr. José Rafael Abinader hacer leer a sus funciona­rios en cada Consejo de Gobierno los con­sejos del Martín Fierro que durante todos estos años, tantas veces uno ha repetido a perredeístas y peledeístas en este bulevar tan advertido:

“Que los hermanos sean unidos/ esa es la ley primera.

Tengan unión verdadera/ en cualquier tiempo que sea,

pues si entre ellos se pelean/ los devoran los de afuera”.

 

 

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: