El Bulevar de la VidaNoticias destacadas

La democracia dominicana en peligro

Podríamos comenzar recordando aquella canción que Danny Rivera canta tan afinado, como cantan los ángeles cuando andan en tragos: Amar o morir (“el amor es el alma de todo”) solo que, leído ya el Informe Regional de Desarrollo Humano 2021 del PNUD, que ha venido a enterarnos de que al 68 % de la población dominicana no le importaría tener un gobierno no democrático, siempre y cuando sea eficaz; o que el 63 % cree que su país está gobernado para el interés de unos pocos; ante tales resultados es hora de que la partidocracia nacional se ponga las pilas. No os confundáis. Lo que sigue no son versos.

Lo peligroso de que un pueblo deje de creer en la democracia es que, a partir ese momento, estará dispuesto a creer en cualquier cosa. El Informe del PNUD es una señal.

Como les decía el otro día, el gubernamental PRM tiene que unificar criterios y afinar bien la orquesta con sPiantini Luis Rodolfo; mientras el PFP tiene hoy la tarea del PRM en 2015: convertirse en una verdadera institución política, mientras el PLD debe enterarse de que solo tiene un camino: Renovarse o morir.

Precisamente, renovarse o morir, parece ser la canción que ha entonado recientemente esa organización al designar a Juan Ariel Jiménez Núñez, como su vicepresidente. Este economista, exministro de la cosa, con un comportamiento ético y profesional admirable en el desempeño de sus funciones, es el tipo de político, técnico con visión social, que necesita cualquier organización de nuestra partidocracia en apuros, y especialmente lo necesita un PLD que acaba de salir del poder por unas ganas terribles de morirse, que le entraron por aquello de tanto ganar siempre con Leonel o con Danilo.

Enfrentado a un gobierno con un presidente Abinader que disfruta de un gran apoyo popular, el PLD ha comenzado a recorrer la vía Appia de todos los tormentos con un Ministerio Público implacable como un banquero y, además, empoderado por tirios y troyanos.

Con la designación de Jiménez Núñez, los del PLD demuestran que si bien no han comprado mi libro, (“El precio de Vencer”) sí han escuchado los tres consejos fundamentales que lo componen: que también de éxitos puede morir un partido, que lo mucho hasta Dios lo ve, y que esa organización tiene ahora un solo camino: Renovarse o morir. Mientras tanto, el Informe del PNUD acaba de regalarle a toda la sociedad dominicana la advertencia: La democracia está en peligro.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: