El Bulevar de la VidaNoticias destacadas

El PRM y los dos PLD: Dos mujeres y un camino

En la política, cada quien debe hacer su tarea: Hoy, la tarea del PRM es gobernar bien para poder seguir haciéndolo, mientras que la de los dos PLD -en verde como en morado- es definir cuál de ellos será el líder de la oposición en 2024.

A la fecha, la alianza entre el PLD verdefernández (PFP) y el PRM favorece al PLD moradomedina, que por ser quien mayor cuota de poder mantuvo durante los gobiernos 2012-2020, (como ocurrió con el sector Fernández entre 2004 y 2012), es a quien el PRM debe -y así lo está haciendo- dirigir sus misiles jurídico/políticos y también mediáticos.

No es cosa de sabios pelear en dos frentes a la vez.

Nada unifica tanto a dos adversarios como los ataques de un tercero más poderoso que ambos, porque controla el Estado fuente de fortunas, escalera del ascenso social.

Además, ¿quién recuerda ya los supuestos corruptos de los reales escándalos de vulgar impunidad judicial en los gobiernos del PLD hasta 2012? Muy torpe tendría que ser el PRM gubernamental para guerrear en dos frentes a la vez, ya dije. Por eso, la disyuntiva a la que se enfrenta hoy el gubernamental PRM la resume el título de una telenovela: Dos mujeres y un camino.

Entre dos mulatas de espanto, la elegida por el PRM para el combate político no podía ser otra que la morena moradomedina (PLD) que acaba de salir del Poder.

Mientras, el PLD/PFP puede esperar a 2023, si es que lograse el milagro político de, siendo aliado de un gobierno, convertirse al mismo tiempo en líder de su oposición, si ocurriese el asombro, resurgirían entonces los expedientes momentáneamente extraviados.

Pero, “¿y ahora que los sentidos sienten sin miedo”, Joaquín? Ahora, el PRM está conminado a entender que sin la unidad de sus dos grupos dominantes, (Abinader-Mejía) no gobernará más allá de 2024, por lo que la pelota está en su cancha,  exactamente entre el Palacio Nacional y una finca de mangos banilejos en Canasta.

Además, las contradicciones nada ideológicas y absolutamente pragmáticas entre los dos grupos del PRM siempre serán menores que las que ambos pueden tener con cualquiera de los PLD, cuya unificación para 2024 es improbable pero no imposible.

No olviden que en 1990 Balaguer robó las elecciones al PLD, y seis años después lo hizo gobierno.

Con su permiso.

pablomckinney

Periodista y escritor. Columnista. Productor y conductor en radio y televisión. Desde 1997 preside una firma consultora en comunicación estratégica. Contacto: 809 683-2208 (oficina) 809 321 8146 (móvil).

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: